sábado, 7 de marzo de 2015

Explorando el primer tomo de Batman (Issue #1, 1940)

¡Primer post luego de la saga de once posts sobre mi viaje a Europa en este 2015!

Esta temporada se va a venir con todo. Tengo preparadas muchas notas sobre cómics, literatura, TOPS bizarros y algunas cosas más para este año. ¡Y qué mejor forma que arrancar con uno de mis personajes más favoritos de todos los tiempos: BATMAN!

Hoy quiero explorar sus inicios históricos, a partir de sus primeras apariciones en cómics. 

Bob Kane fue la mente maestra detrás de este hombre que hoy sigue siendo una de las mayores inspiraciones de la literatura de superhéroes. Oficialmente debutó en Detective Comics #27 (Mayo de 1939). La historieta se llamó The Bat-Man: “The Case of the Chemical Syndicate” y hoy un tomó original está valuado en unos 400,000 USD. En esa primera historia, de solo seis páginas, ya aparece el Comisionado Gordon y se revela la identidad secreta del murciélago: Bruce Wayne

Puede encontrar fácilmente esta historia en Internet.

Gracias a este primer cómic, unos meses después saldría el primer tomo de la saga de Batman: Batman #1 de la primavera de 1940. A partir de ahí, los cómics de Batman comenzaron a salir con una frecuencia de quince días, sobre el final de los años 50´s había una nueva historia cada dos meses y luego se estabilizó en un tomo cada mes. ¡Esto fue así durante más de 50 años! Recién hace muy poquito, en el 2011, la serie de Batman fue relanzada con un nuevo primer tomo junto a otros 51 superhéroes en la saga de DC Comics New 52 (para muchos, controversial).
  
#SpoilerAlert. Se revelan algunas partes de la trama. Si quieren leerlo antes de seguir (hay algunos mini-spoilers) se los comparto en versión online.

Batman Issue #1 (1940) en Youtube:


Junto a Superman y a Spiderman, es innegable que Batman se encuentra entre los favoritos a nivel mundial. Su personaje saltó de las historietas al cine, a las series de TV, a la literatura escrita, a los videojuegos. Hoy está virtualmente en todos los medios de difusión. Admitámoslo: Batman es básicamente el único superhéroe que podría sacar un sable láser sin ningún tipo de explicación y salirse con la suya (¿por qué? Porque es BATMAN).

El tomo consta de cuatro partes: "The Joker", "The Giants of Hugo Strange", "The Cat" and "The Joker Returns". También hay una pequeña sección de dos páginas que cuenta el origen del superhéroe. La historia de Hugo Strange es anecdótica. El villano es uno de los menos conocidos del universo de Batman y ya había aparecido en una historia de Detective Comics anterior. La historia de Catwoman es interesante por tratarse de su primera aparición (y convertirse en el primer gran amor de Bruce Wayne). Pero, por supuesto, las historias sobre el guasón son las que tiene el verdadero jugo.

Lo primero que me llamó la atención de este primer tomo es que es extremadamente colorido. Habiendo conocido a Batman con sus películas (las de Tim Burton) y su excelente serie de televisión animada, siempre me imaginé que el primer cómic iba a tener colores más oscuros. Sin embargo, es casi chillón, con muchos rojos, amarillos y naranjas y pocos tonos oscuros.

Aclaro: el hecho de que sea colorido no lo hace un cuento para niños. De hecho, Batman es bastante menos “moral” que en sus versiones más recientes, los villanos son más malvados y las apuestas son altas. Eso sí: no utiliza armas de fuego.

Claramente, el punto más fuerte del tomo son su primera historia (The Joker) y la última (The Joker Returns). Ya en esta primera historia vemos al villano completamente desarrollado, siniestro, maníaco, perverso. A través de los años supo convertirse en uno de los villanos más queridos del Universo DC, y ya había tomado forma en esta primera aparición.



La creación conceptual del Joker fue concebida por el asistente de arte (Jerry Robinson) y luego el guionista Bill Finger lo rediseñó para que sus acciones sean más caóticas. El talento de Bill Finger quedó a la sombra de Bob Kane (el dibujante) pero él estuvo detrás de toda la narrativa. Como sea, fue Bob Kane quien se inspiró en el actor Conrad Veidt (y en su película “El hombre que ríe”) para darle el aspecto de payaso que todos conocemos.

Los guiones sobre el Joker en este primer tomo fueron grandes influencias para la película de Nolan de 2008. El villano hace las mismas cosas en el cómic y en la película: anunciar públicamente sus crímenes antes de cometerlos, utilizar maquillaje para disfrazarse de policía, utilizar bombas para escapar de prisión y no matar por un motivo personal, sino simplemente para crear caos y desorden. (Some men just want to see the world burn).

¡Todo esto ya estaba escrito en 1940!

No digo que Nolan sea un ladrón. Es bien sabido que todas sus películas de Batman fueron fuertemente inspiradas por los cómics. The Dark Knight me parece una obra maestra del cine de superhéroes. Pero está bueno saber cuáles fueron sus fuentes. Nolan también tomó mucho de The Killing Joke (excelente novela gráfica de Alan Moore que ya reseñé) para crear a su personaje que tan bien interpretó Heath Ledger.

En el primer tomo, el Joker asesina a tantas personas que uno pierde la cuenta. Batman, asistido por el Chico Maravilla comienza a perseguirlo y termina tendiéndole a una trampa, a la cual el villano escapa. En la segunda parte de la historia logran meterlo en prisión, pero bien sabemos que nada puede encerrar a este muchacho.


No creo que sea un detalle menor que el archienemigo de Batman sea protagonista del primer tomo. El Joker es el responsable de algunos de los momentos más dolorosos a los que se tuvo que enfrentar Batman. La muerte de Jason Todd (Batman: Under the Red Hood) y la parálisis de Bárbara Gordon (The Killing Joke) son dos de los casos más importantes. Se trata de un villano que ha dejado cicatrices en la historia del superhéroe, más de las que él mismo tiene en su rostro.

Por eso el Joker fue siempre tan eterno. Ya estaba perfectamente delineado desde el momento cero: es un asesino en masa con un estilo teatral. Y es la cara opuesta a Batman, aunque algunas historias posteriores mostrarían que ambos tienen bastante en común.

Me encanta está primera edición. Me parece que allanó el camino para las historias que vinieron después. Presentó la dinámica de las historias, el origen del superhéroe y a su peor pesadilla. Creo que es de lectura obligada para todos los fans de este icónico personaje. Bill Finger y Bob Kane fueron unos genios que supieron crear personajes vivos y tridimensionales. El primer tomo captura la esencia de Batman, sus objetivos, sus dilemas morales, y en solo un par de páginas terminó por influir a toda una generación posterior.

Hoy el superhéroe se volvió más complejo y oscuro, pero las historias tempranas de Batman son un reflejo de una época diferente. Una época quizás más simple, más ingenua, donde las personas eran más bien optimistas, donde se creía en el progreso, donde la radio y las primeras emisiones de televisión eran todo lo que la tecnología podía ofrecer. Está bueno leerlo para remontarse un poco a esos tiempos.


"I am vengeance. I am the night. I... am... BATMAN!"
— Batman: The Animated Series.


………………………………………………………………………………………………….


………………………………………………………………………………………………….


Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

2 comentarios:

  1. Muy bueno! Sin ser un fanático pude disfrutar del comic. Me sorprendió al igual que a vos todo lo que ya se había escrito en 1940. A pesar del color es muy oscuro el guasón. Me sorprendió también la pose de Robin cuando Batman lo rescata ¡me guardo esa imagen! jajaja

    Esperaremos con ansias tus futuras entradas
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre un honor contar con tus comentarios.

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...