viernes, 22 de mayo de 2015

“Cazador de Sueños” (2003), una novela de Stephen King


Uno de mis novelas de Stephen King favoritas. 

Mi vieja me la regaló durante el verano de 2001 en Necochea y quedé fascinado con la historia.

Gary "Jonesy" Jones, Pete Moore, Joe "Beaver" Clarendon y Henry Devlin son amigos desde la infancia. De chicos salvaron a un chico con síndrome de down (Duddits Cavell) que se convirtió en un elemento aglutinante para sus patéticas vidas. La historia comienza cuando ellos cuatro, ya adultos, van al norte de Estados Unidos (a los bosques de Maine) para su viaje anual. Allí comienzan a suceder eventos extraños que denotan una inmitente, pero silenciosa, invasión extraterrestre.

“Cazador de sueños” (Dreamcatcher) de Stephen King en versión PDF: DESCARGAR

Lo que me gusta de esta novela –la #37 en su haber– es que combina las dos cosas que creo que King sabe hacer mejor: trabajar el género coming-of-age (cómo ya he comentado en otros posts) y el terror.

Se trata de la primera novela que el prolífico autor escribió mientras se recuperaba de su accidente casi fatal (que él mismo relata en su impecable autobiografía “On writing”). 

Debido a sus heridas, la escribió a mano desde la cama. El terrible accidente está reflejado al principio de la novela, donde uno de los protagonistas es violentamente arrollado por un vehículo.

#SpoilerAlert. Aclaro que pueden aparecer spoilers de la trama a partir de este punto. Si no leíste la novela ni viste la película, primero hacelo y después volvete por acá.

“Cazador de sueños” es una novela bastante oscura que originalmente iba a llamarse “Cáncer”. 

En efecto, no es la historia más “optimista” de King, pero a mí me parece que tiene muchísimo contenido interesante.  

Acá King utiliza su técnica narrativa por excelencia: reúne a un grupo de personas enlazadas por algo del pasado que los hostiga (como en “IT”, por ejemplo). En este caso, durante su infancia los cuatro amigos salvaron a Duddits, un chico con dificultades mentales, sin saber que ello terminaría por definir el resto de sus vidas (e incluso el desenlace de la novela).

No habría sido muy dificil derrapar con esta historia de alienígenas en forma de comadrejas que se insertan en los cuerpos de las personas para poseerlos. Afortunadamente, el autor (que siempre me pareció un excelente narrador) sobrelleva la historia con mucha soltura y prolijidad. Cada vez que que la acción se vuelve demasiado extraña (y créanme, se vuelve muy extraña), King se las ingenia para justificar los excesos y llevar a los lectores hacia un nuevo territorio de ficción.


La obra continúa el hábito de interrelacionar el universo de la narración actual con el de otras novelas. “Cazador de sueños” tiene alusiones a Pennywise (el payaso asesino de “It”) y también a su saga fantasiosa de “La torre oscura”, por ejemplo. A su vez cuenta con muchas referencias culturales al cine de ciencia ficción: Encuentros Cercas del Tercer Tipo, Alien, los Expedientes X y la Invasión de los Usurpa-Cuerpos, principalmente.

La obra tiene momentos geniales. Todo lo que involucra al Coronel Kurtz, un personaje fascinante para quien el fin justifica los medios, es fantástico. Es un psicópata capaz de hacer lo necesario para erradicar a los aliens. Otro momento que me encanta es cuando Mr. Grey (uno de los alienígenas) infecta a Jonesy. Todas las escenas dentro de su cabeza son terriblemente creativas y es muy loco cuando Jonesy termina "infectando" a Mr. Grey de humanidad.  ¡El alienígena termina disfrutando las emociones y se arrepiente de no haber podido ser humano! Los aliens han estado colonizando mundos por años y el villano admite que pocas civilizaciones han mostrado tanta fortaleza mental como los habitantes del planeta Tierra.

Al mejor estilo George Martin, King no tiene problemas en matar a quien sea, protagonista o no. Sin ir más lejos, Beaver y Pete mueren antes de la primera mitad del libro.

La novela tuvo su adaptación cinematográfica en el 2003, dirigida por Lawrence Kasdan, célebre guionista de obras como la saga de Star Wars y la de Indiana Jones. Entre otros conocidos actores estaban Damien Lewis (Homeland) como Jonesy y Morgan Freeman como el Coronel Abraham Curtis (Kurtz en la novela). Fui a verla al cine con mis amigos y me llevé una decepción importante. 

El primer tercio de la cinta está realmente muy bien, pero progresivamente se va convirtiendo en algo que no tiene de dónde agarrarse. El director no supo captar la esencia de la historia ni se se mantuvo fiel al texto; en cambio, eligió dejarse llevar por muchos elementos trillados de Hollywood.

Mr. Gray no existe de una forma tan literal, por ejemplo. En el libro se explica que Jonesy estaba infectado, pero la infección residía en una especie de locura. El final, incluso, es muy diferente al del libro (y totalmente absurdo). Una injusticia al trabajo de Stephen King. Duddits no es un extraterrestre como se muestra y esa lamentosa batalla onda  Godzilla vs. King Kong, con efectos CGI bastante patéticos, nunca ocurre en el libro.

La película recibió una respuesta muy desfavorable por parte de la critica y ganó mucho menos de lo que les costó la producción. El director no pudo nunca recuperarse de ese fiasco comercial y hasta admitió en entrevistas que causó una herida gravísima en su carrera.

Así y todo, los fans del cine de terror van a disfrutar de la representación de algunas partes del libro que están impecables en la película. La escena del baño está hecha a la perfección y por lo menos hay que darle crédito al director por ello. También supo manejar muy correctamente los flashbacks para contar la historia de cada protagonista con el poco tiempo que se tenía. 

Veanla tiendo esto en cuenta.

Por su parte, el libro me parece uno de los mejores de la bibliografía del autor. Admito que me falta leer muchísimo de Stephen King, pero durante ese mes en Necochea me entretuvo muchísimo esta bizarra historia que mezcla una invasión extretarrestre con el pasaje hacia la adultez. Aunque es de lectura pasajera, sobre el final hay que prestarle atención para no perderse de qué personajes están poseídos por aliens o leyendo la mente de otros. Es largo (unas 600 páginas) pero es muy llevadero por su narración precisa, suelta y de capítulos breves. No decepciona para nada.

……………………………………………………………………………………………….

=>> Otros posts sobre terror en el BLOG: “It: el payaso maldito” (novela de Stephen King); “Esas cosas no existen” (cuento de mi autoría); “La feria de las tinieblas” (novela de Ray Bradbury); “Joyland” (de Stephen King); “Lovecraft y el mito de Cthulhu”; “No tengo boca y debo gritar” (un relato de Harlan Ellison).

………………………………………………………………………………………………….

Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

………………………………………………………………………………………………….


3 comentarios:

  1. Recuerdo que la vi y que no me gustó, pero claro, fue hace 10 años y creo que yo era otra persona. Teniendo en cuenta estas recomendaciones le voy a dar una segunda oportunidad.
    Luego te cuento

    abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, de todas maneras aclaro: me encantó la novela, no tanto la adaptación cinematográfica.

      Eliminar
  2. Soy yo en uno de mis clásicos comentarios tardíos. La película no me gustó, por las razones que reseñás y algunas otras. Podría darle una oportunidad a la novela.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...