lunes, 22 de mayo de 2017

Análisis de “Batman & Flash: The Button” (crossover DC/Watchmen)


La semana pasada finalizó el evento más esperado por los fans de DC Comics: The Button, el arco argumental que cruzaría, finalmente (y luego de años de espera) a los personajes de DC con los de la novela gráfica más consagrada de Alan Moore: Watchmen.

  • ¿Cómo llegamos a este evento sin precedentes? 
  • ¿Qué pasó en The Button
  • ¿Qué no pasó The Button

Se respondieron algunos interrogantes fundamentales aunque el misterio principal sigue presente. De hecho, esta historia generó más preguntas que respuestas. 

Pero ya llegaremos a eso.

Vamos por parte.

Los lectores asiduos de DC Comics seguramente están más o menos al tanto de qué es lo que viene pasando en el mundo de las historietas. No todos, sin embargo, por lo que voy a arrancar con una breve recapitulación de los eventos.

***

Borrón y cuenta nueva: ¿por qué los reinicios?

No es fácil hablar de todos los reinicios que tuvo la editorial DC con sus comics. En pocas palabras, son tantas las líneas argumentales de DC, tantos los personajes y tantos los diferentes escritores y artistas que trabajan en las obras, que normalmente la continuidad se vuelve muy confusa y caótica.

Inevitablemente, aparecen agujeros en las tramas, errores de continuidad, fallas argumentales, incoherencias. Por eso DC toma, cada tanto (aunque cada vez con mayor frecuencia) la drástica decisión de hacer borrón y cuenta nueva, relanzando todos sus títulos desde cero, y colocando algún tipo de “excusa narrativa” para el hecho.


Esto le sirve para refrescar el contenido, acomodar las historias y –por supuesto– vender más. Cada nuevo “reboot” viene acompañado de mucho hype, debates, movida en internet, opiniones de fanáticos. Los que se introducen por primera vez en el universo de estos superhéroes pueden sumarse a un nuevo reinicio sin temor a perderse de lo que sucedió antes.

Un relanzamiento fallido: The New 52

En el año 2011 llegó The New 52, un reboot de las historias publicadas por DC Comics que fue recibido con pésimas críticas, a excepción de algunos títulos como el de Batman, que presentó grandes arcos argumentales (Court of Owls, Death of the Family Zero Year).


El nombre se debió a que fueron renovadas 52 series; aunque más tarde se empezaron a publicar otras. Uno de los ganchos promocionales fue que volvían a publicarse las series Action Comics (donde debutó Superman) y Detective Comics (donde debutó Batman). Series que no corrían desde los años ´30.

Flashpoint: la excusa narrativa hacia The New 52

El puntapié inicial para The New 52 fue la celebrada historia Flashpoint (que, para los vagos, la tienen en adaptación cinematográfica. Yo la comenté en esta nota).

En esta historia de 5 tomos, básicamente lo que sucede es que el segundo Flash (Barry Allen) busca revivir a su madre y viaja en el tiempo. Al hacerlo, queda atrapado en una línea alternativa de tiempo donde las cosas son muy diferentes.

En esta realidad, por ejemplo, Superman nunca fue criado por los Kents, Wonder Woman y las amazonas están en guerra con la gente de Atlantis y fue Bruce Wayne quien murió en el Callejón del Crimen, haciendo que quien se convierte en Batman es su padre, Thomas Wayne.

Después de los eventos, Flash vuelve a la tierra original sólo para encontrar que las cosas no están igual que como las dejó… disparando lo que sería el reinicio de The New 52.

El argumento de Flashpoint fue adaptado con muchísima libertad en la serie de televisión. La tercera temporada se centra en Barry usando sus poderes para detener el asesinato de su madre en el pasado, lo que crea un nuevo universo paralelo. 

Al regresar a su línea del tiempo original, da lugar a otra nueva línea del tiempo con algunos cambios menores y otros devastadores.

Un nuevo reinicio: ¿Qué es DC Rebirth?

DC Comics: Rebirth es el último relanzamiento de toda la línea de series regulares y llegó en el 2016 como una forma de reparar los errores de su reinicio anterior.

Todo comenzó en mayo de 2016, con DC Rebirth Special #1.

Comprende un tomo de 81 hojas que dispara la historia. No es un mal cómic pero tampoco uno terriblemente bueno. Funciona como un ejercicio de nostalgia y dispara los interrogantes que conforman el principal misterio de la historia.

Wally West, quien había desaparecido del universo pos-Flashpoint, está atrapado en la Speed Force e intentando regresar a casa, pero nadie logra escucharlo. Al parecer tiene información fundamental sobre qué causó el mundo de New 52.

En su esfuerzo por regresar a la realidad, Wally va visitando a diversos personajes del universo DC. A nivel narrativo fue una movida inteligente porque permite poner al corriente al lector con las cuestiones básicas que fueron sucediendo en los últimos años y brinda momentos emotivos.

Finalmente, es Flash (Barry Allen) quien logra traerlo, y entonces Wally le cuenta lo que conoce: alguien ha estado manipulando las líneas temporales para generar caos y confusión. Mientras tanto, en la baticueva Batman encuentra el pin con la carita feliz que utilizaba El Comediante de Watchmen.

***

Hechas todas estas aclaraciones previas, podemos empezar a hablar de Batman & Flash: The Button, el esperado entrecruzamiento entre DC y Watchmen.

El comic de cuatro partes finalizó el pasado miércoles 17, así que ya estamos en condiciones de reseñarlo en su totalidad. The Button está formado por los números Batman #21 (parte 1), Flash #21 (parte 2), Batman #22 (parte 3) y Flash #23 (parte 4).

Obviamente, para poder comprender mejor es necesario tener cierto conocimiento o, mejor aún, haber leído:

  • La novela gráfica Watchmen (Alan Moore, 1985)
  • Flashpoint (Geoff Johns, 2011)
  • DC Rebirth #1 Special (Geoff Johns, 2016)


Review – The Button (sin spoilers)

The Button no es una saga pasajera como las demás. Es el siguiente paso en la evolución del universo DC. La historia que arrancó en el especial Rebirth #1 del año pasado continúa acá, desgranando el misterio del pin del Comediante que apareció en la baticueva.


¿Qué ocurrió con la realidad de este universo? ¿Quién le robó años de acontecimientos y experiencias vitales a los superhéroes? Las respuestas están cerca, pero puede que no sean las que todos estamos esperando.

Disfruté un montón de esta historia que está plagada de grandes revelaciones y momentos muy emotivos. Las cuatro partes son bastante diferentes entre sí pero se cohesionan con armonía. Lo que sí es importante aclarar es que se generan más interrogantes de los que se responden, aunque sí tenemos confirmación de la principal teorías que los fans venían confabulando en el último año.

No es necesario pensarla demasiado para darse cuenta de que esta pequeña historia no resuelve ninguna de las dudas que se habían planteado durante Rebirth. Es más bien el puntapié para el gran evento que arranca en noviembre (Doomsday Clock).

Desde la primera parte, donde vemos la utilización de la mítica grilla 3x3 de Watchmen y ocurren cosas a cada segundo que logran que un cómic cuya premisa se puede resumir en dos líneas, se convierta narrativamente en lo mejorcito que se ha visto últimamente en DC, hasta un final devastador y enigmático, The Button es simplemente genial.


Otro aspecto destacable es la relación Batman/Flash, una a la que nunca se le sacó tanto jugo como ahora. Era hora de que alguien aprovechara los aspectos en común que tienen ambos protagonistas.

***

#SpoilerAlert: a partir de ahora entramos en terreno full spoilers. Se revelan aspectos fundamentales de la trama.

***


En su esencia, The Button funciona como un misterio policial donde los protagonistas buscan descubrir quién mató a Eobard Thawne, el Flash Reverso. Si bien al final del cómic ellos no lo descubren, sí lo hacemos nosotros como lectores. Todo parece indicar que no fue otro que Dr. Manhattan. Sin embargo. ¿hay alguien más moviendo los hilos?

En esta historia, Flash Reverso hace algunas cosas verdaderamente crueles como romperle a Batman la carta de su padre (que Barry había traído desde Flashpoint). Thawne es un personaje interesante (y detestable) para contrastar con el omnipotente Superman (la analogía más directa del Dr. Manhattan). 

Mientras que el Flash Reverso se considera a sí mismo como una paradoja viviente, y tiene fama de alterar líneas temporales, el mantra de Manhattan es que todo está preordenado, nada puede cambiarse, y todos somos piezas de un engranaje haciendo exactamente lo que debemos hacer.

Otra gran sorpresa fue descubrir que todo el resto de la continuidad de DC existe, en algún lado. Por ejemplo, Barry pensó que Flashpoint había desaparecido cuando él se fue, pero está ahí, intacta.

La reunión entre Batman/Thomas y Batman/Bruce en la tercera parte del comic califica como uno de los momentos más emocionantes en la historia de los cómics. Y acá ocurre un disparador interesante: Thomas Wayne le pide a su hijo que “no sea Batman”. 

¿Alguien está intentando que Batman considere abandonar su puesto?


En otra nota, el cómic confirma que la JSA (Justice Society of America), la línea original de miembros de la Liga de la Justicia, estaría regresando. Un grupo de superhéroes que fue removido con The New 52.

De hecho, el cameo de Jay Garrick en el final (el Flash original de la época dorada) apunta a esto también.

Luego de los eventos, en algún otro lugar del universo, una refulgente mano azul recoge el famoso pin del suelo. Dice: 

Todo está predestinado, incluso mis respuestas. Todos somos marionetas, Laurie. Solo soy la marioneta que puede ver los hilos.”

El epílogo es el momento más sorprendente del arco argumental. Vemos cómo se hace zoom sobre el pin del smiley, hasta que solo se diferencian dos colores, el amarillo y el rojo. Cuando la cámara se aleja el pin se convirtió en el escudo de Superman, con visibles daños. 

Se viene la pelea del milenio: Superman vs. Dr. Manhattan.


………………………………………………………………………………………………….


………………………………………………………………………………………………….


 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

lunes, 15 de mayo de 2017

16 artísticos posters de cine. ¿A qué película corresponden?


En la web Imgur, un usuario subió una galería de posters en alta resolución correspondientes a 16 de sus películas de terror favoritas.

No me considero un fan absoluto del género, pero aun así saque 13/16. ¡Nada mal, eh! ¿A ver cuántas sacan ustedes?

Las respuestas están al final del post.




***

Las respuestas

Ahora sí, estas son las películas de los posters. De algunas ya hablé en el blog en alguna oportunidad.


.....

..............

...........................






¿Seguro? OK, ahi van:

1. Alien
2. Beetlejuice
3. The Frighteners
4. Gremlins
5. It Follows
6. Jaws
7. Nightmare Elm Street
8. The Return of the living dead
9. The Return of the living dead II
10. The Thing
11. Tremors
12. Candyman
13. Drag me to hell
14. El Exorcista
15. Halloween
16. Killer Klowns from Outer Space

Las imágenes en grande pueden encontrarlas en este link.

Les dejo algunas que me coparon:


It Follows, gran película que se convirtió en una favorita.


Tremors. Peliculón con Kevin Bacon.


Killer Klows, alta bizarreada. El poster garpa.

………………………………………………………………………………………………….


………………………………………………………………………………………………….


 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

miércoles, 10 de mayo de 2017

Lista TOP-10: Grandes juegos de Sega Genesis


Hoy arranco una nueva saga de esas en las que hago listas infinitas que después nadie lee. Pero me divierto haciéndolas y recupero, aunque sea un poquito, mi nostálgica infancia.

En esta primera parte de Grandes videojuegos de mi vida voy a hablar de la consola a la que –sin lugar a dudas– le dediqué más horas. Una de las pocas que sigo jugando al día de hoy.



Creo que debo haber terminado más de 100 juegos de la Sega Genesis (en serio), y muchos los di vuelta varias veces. Ayuda que el promedio de los juegos de Sega rondan las dos-tres horas para terminarlos.

Más allá de mi gusto personal por la consola, no es casual que haya querido arrancar la saga por acá. Hace no mucho tiempo se confirmó  que la Sega Genesis está de vuelta en producción, como una consola con 22 juegos precargados (algo similar a lo que sucedió con la mini-NES en su momento).

***

ACLARACIÓN: siempre lo digo, pero no está de más. Es una elección basada en mis gustos personales y en lo que disfruté de estos juegos en su momento. Al menos creo que sirve como una lista de recomendaciones para esos retrogamers que andan dando vueltas por ahí.

***


"Segaaaaaaaa..."

 ***

Menciones especiales

Todas estas menciones son juegos geniales que, si no entraron en el TOP 10, es porque me quedó demasiado chico. Incluso, desde aspectos técnicos estos videojuegos son mejores que los que presento en mi lista, pero simplemente hubo otros que disfruté más en su época.

Ristar


A diferencia de la inmensa cantidad de plataformeros de la Genesis, acá la estrella antropomórfica tenía algunas habilidades bastante ingeniosas. Este personaje iba a ser la mascota de Sega (antes de Sonic, claro) y tuvo un concepto original: no puede saltar muy alto ni hacer grandes acrobacias. Se limita a estirar los brazos para agarrarse de paredes, enemigos, escaleras, etc. Gran juego con desafiantes jefes, algunos buenos rompecabezas y lindos diseños de sus niveles.

Acá no puedo dejar de nombrar a otros plataformeros del estilo que me gustaban: Dynamite Headdy, por un lado, y Rocket Knight Adventures, por el otro.

Earthworm Jim 1 y 2


El primer Earthworm Jim no sólo fue el primer juego de Shiny Entertainment, sino que además logró poner a la empresa en el mapa. Fue un original de la Genesis que luego se exportó a otras consolas.

Los dos son tan únicos desde lo conceptual como diferentes entre sí. Tiene una impresionante amalgama de buen control, comedia, toneladas de encanto y brillantes diseños. Dos clásicos absolutos (personalmente me gusta más el primero, pero ambos son igual de buenos).

Gunstar Heroes


Uno de los aspectos más atractivos de la Sega Genesis fueron sus juegos cooperativos. La consola de 16-bits tuvo muchos, pero en general no ofrecían demasiada variedad. Claro que puedo mencionar a Contra Hard-Corps (otro clásico), pero Gunstar Heroes estaba a otro nivel.

Lo que lo hace memorable es que era una constante locura de disparos y explosiones, y sin embargo todo era siempre claro y entendible. Un primo del Contra que resultaba más caótico y se veía mucho mejor. La posibilidad de combinar armas para formar diferentes tipos de disparos le daba un toque especial.

General Chaos


La Genesis no se destacó especialmente en juegos de estrategia, pero tiene algunos que –en mi opinión– superaban ampliamente a la competencia del momento. General Chaos no es quizás el mejor de todos, pero sí merecía su mención especial.

El juego es divertido para jugar solo, pero brilla especialmente cuando sumás a un amigo. Es una batalla de cinco contra cinco donde cada soldado tiene su especialidad. Durante la batalla podés generar estrategias de ataque, curar a tus personajes, atacar por detrás, combinar esfuerzos. Es una cosa absolutamente caótica y entretenida. Simple y adictivo.

MegaMan: The Wily Wars


Wily Wars te daba la posibilidad de jugar a los primeros tres Mega-Man en un solo cartucho. Siempre disfruté de esta franquicia, por lo que era genial tener la primera tríada en un único juego. Tengo grandes recuerdos del MegaMan II y esa impresionante música de comienzo.



► Snowbros (¡gracias Tim Savioors!)


¡Qué pecado haberme olvidado de este juegazo de la Genesis!

Posiblemente uno de los juegos más bizarros tipo arcade que alguna vez llegó a la consola (fiel a la naturaleza de las producciones japonesas). Es cierto que Snow Bros resulta poco original en comparación con otros juegos anteriores (recuerda al clásico Bubble Bobble y al Ice Climbers, tiene algo de Mario Bros también) pero eso no lo hace menos adictivo. 

Es muy largo (unos cien niveles) y especialmente entretenido para dos jugadores. El objetivo es eliminar a todos los enemigos de cada nivel convirtiéndolos en bolas de nieve y luego haciéndolos rodar. En el medio es posible conseguir power-ups para disparar más rapido, más fuerte o más lejos. ¡Los jefes finales (que aparecen en cada piso múltiplo de diez) son durísimos! 

***

Lista TOP-10: mejores juegos de Sega Genesis

Ahora sí: vamos a lo nuestro. Mis 10 juegos favoritos de Sega Genesis. De más está decir que son todos excelentes desde mi punto de vista.

#Puesto 10 – Comix Zone



Comiz Zone no sólo es uno de los juegos más originales de la Genesis, sino también del mundo entero. Un artista de comics queda atrapado en una de sus creaciones y tiene que atravesar la historia cuadro por cuadro, atravesando paneles,  atacando enemigos a medida que literalmente se dibujan frente a vos.

El gran problema con el juego es que era extremadamente corto (sólo 3 niveles) y muy difícil. Pero se veía tan bien que daban ganas de jugarlo una y otra vez. Además, contaba con algunas situaciones en las cuales podías elegir dos caminos, haciendo que el nivel variara ligeramente.

Nunca más vi un juego beat-em-up tan único como éste. Fusionó el clásico genero de acción y pelea con un diseño fresco, algunos rompecabezas para resolver, manejo de items y un estilo súper particular.

#Puesto 9 – Sunset Riders


Situación: estás con un amigo tomando una birra, aburrido, te terminaste la pizza napolitana. Te jugás un Sunset Riders y arranca la noche. Es el ideal para vicear de a dos, puede pasarse en hora y media, tiene una dificultad media y es absolutamente adictivo. Creo que hasta me sé el juego de memoria. ¡Excelente música!

#Puesto 8 – Beyond Oasis


Hubo al menos dos grandiosos juegos de acción-RPG que buscaron clonar al Leyenda de Zelda para la Genesis y terminaron por crear algo bastante diferente. Beyond Oasis es uno de ellos. Más allá de las comparativas, este es un gran juego que te sumergía en un mundo místico de piratas, espíritus y traiciones.

Los gráficos eran geniales, el sistema de pelea es excelente y tiene un estilo visual atractivo que hace que te den ganas de jugar, incluso tantos años después. Lo mejor era tener la asistencia de diferencias espíritus que peleaban a tu lado cuando los invocabas.

#Puesto 7 – Shining Force II


Una gran mejora respecto al primero, que de por sí era impecable. Shining Force II es, probablemente, uno de los mejores RPG´s tácticos alguna vez creados. Todo desde la mecánica de juego hasta la historia es fascinante, hay más personajes que en un episodio de Game of Thrones, desafiantes batallas y una narrativa interesante.

La Genesis no se destacó por sus RPG´s, pero los pocos que tuvo me volaron la cabeza. Este es uno de ellos, y quizás sea hasta el juego más largo de la consola, requiriendo invertir unas 30 divertidísimas horas para atravesar la historia completa. Estrategia bien balanceada, buena música y un especial cuidado al desarrollo de las peleas. Juegazo.

#Puesto 6 – Fatal Labyrinth


Soy el primero en admitir que Fatal Labyrinth se veía tan feo que parecía un juego de 8 bits más que de 16 bits, pero pocos me divertían tanto. Su aspecto más atractivo es el estilo rogue-like (un género que descubrí con este juego, de hecho).

El subgénero del roguelike (o de “exploración de mazmorras”) es uno en el que énfasis está puesto en el contenido aleatorio: mazmorras generadas aleatoriamente, con enemigos, objetos y trampas al azar. La jugabilidad es el aspecto primario, por encima de la estética.

En este tipo de juegos morís con frecuencia, pero tiene una curva de aprendizaje que estimula el avance, e incluye ciertas mecánicas de juego que recompensan al que sigue intentando.

Gracias a este juego, me fanaticé con el subgénero y me llvó a conocer Pixel Dungeon, del cual me enamoré perdidamente.

#Puesto 5 – Gain Ground


Nuevamente coloco en mi TOP un juego que se ve feo, pero que cuenta con una mecánica que lo hace especial. Junto a Gunstar Heroes, Sunset Riders y General Chaos, este es el otro clásico que vale la pena jugar en modo cooperativo. ¡Y si no lo habré jugado!

El juego combina acción y estrategia. Comenzás controlando a un número pequeño de personajes, cada uno con sus habilidades y características particulares. A medida que se va avanzando, vas rescatando a nuevos personajes con otro tipo de habilidades. Los primeros niveles comienzan en la Edad Oscura, luego avanzás hacia la Edad Media, la China pre-revolucionaria, el presente y, finalmente, el futuro lejano.

Recientemente me enteré que Gain Ground tiene una versión remasterizada para la PlayStation 2 (se ve mucho más linda) y también una versión del original para Steam.

#Puesto 4 – Soleil (Crusader of Centy)


Crusader of Centy fue el otro rip-off de Zelda: A Link to the Past que tuvimos para la Sega. No me pienso explayar mucho porque ya le dediqué un post entero (puntualmente acá).

Lo cierto es que se trató de un juego impresionante por la escala, la posibilidad de contar con diferentes animales que otorgaban habilidades, una narrativa interesante y un sentimiento de estar viviendo una historia muy épica, una de las más épicas que presentó la Genesis.

#Puesto 3 – Sonic 3 / Sonic & Knuckles


¿Cómo no mencionar a Sonic en esta lista? Imposible.

Si bien todos son gemas dentro de la consola de 16 bits (excepto el Sonic 3D Blast… puaj), el Sonic 3 y el Sonic and Knuckles (es complicado separarlos porque son igualmente excelentes) tenían que entrar en el TOP.

Sonic fue más que una franquicia. Redefinió completamente a una generación de gamers. No tenías la Sega Genesis sin tener un Sonic. Introdujo algo nuevo al universo gamer que no existía con Mario: la velocidad. Un tipo de velocidad muy fluida, muy maleable. La Sega de 16 bits fue lo que fue gracias a estos juegos, que son todos hermosos.

En particular, las versiones 3 y Knuckles son las más vibrantes, atractivas y completas, con diseños de niveles alucinantes, todo tipo de secretos y una narrativa un poco más compleja que sus predecesoras. ¡Y ni hablar cuando juntabas los dos cartuchos para hacer un único y gran juego! Como dije: completamente revolucionario.


#Puesto 2 – Ultimate Mortal Kombat 3


No hubo juego de pelea que disfrutara más durante mi adolescencia que éste. Me emocionaba aprender las fatalities, brutalities, combos y poderes especiales de cada personaje. Incluso -modestia aparte- era tan bueno que ni mis amigos ni mis hermanos querían competirme (lo cual, sinceramente, lo volvió medio aburrido).

Años después lo volví a descubrir con un amigo de la Universidad que era tan bueno como yo y pasábamos tardes increíbles batallando con los personajes del Mortal Kombat.

Si bien también me gustaba mucho el Mortal Kombat 3, el Ultimate me parecía más completo y sofisticado.

A C ARRIBA B ARRIBA B A ABAJO. Nunca me voy olvidar de ese truco para sacar las opciones secretas, así como de algunas brutalities que todavía tengo grabadas en la memoria.

También era la época donde Internet no existía (o era sólo para unos pocos) y uno tenía que descubrir los secretos con prueba y error, comprando revistas especializadas (como la Top Kids) y charlando con tus amigos. Esto hacía que la experiencia de jugar Mortal Kombat fuera todavía más increíble.


Este es un videojuego que me sigue emocionando cada vez que lo veo. Mortal Kombat Trilogy en versión PC es técnicamente superior, pero el Ultimate tiene su lugar en mi corazón.

#Puesto 1 – Phantasy Star IV


La verdad es que, a esta altura, todos los primeros puestos de mi TOP califican como mis juegos más apreciados y memorables de la Sega Genesis. Sin embargo, no soy el único en considerar al Phantasy Star 4 como lo mejor que alguna vez sacó esta consola.

Nintendo tenía la franquicia de Final Fantasy, pero Sega tenía la de Phantasy Star, y todas sus versiones fueron importantes en su medida. La cuarta entrega, sin embargo, califica como uno de los mejores RPG´s de toda la historia, sobresaliendo en gráficos, mecánica de batalla, personajes, historia, música y experiencia de juego en general.



Junto a Shining Force II, es uno de los RPG´s más largos de la Genesis (toma alrededor de 20-25 horas pasarlo) y es una experiencia impresionante. Sin ir más lejos, decidí volver a jugarlo ahora… cuando me encaminé a arrancar esta nota hace algunas semanas. Lo estoy disfrutando un montón.

Phantasy Star 4 contó además con algunas características que lo volvían único, como el hecho de tener una macro para largar las habilidades con más facilidad y contar la historia a través de paneles, simulando a un comic.


La manera en la que combinaba fantasía y ciencia ficción lo convirtieron en uno de los mejores RPG de la historia, y es una experiencia absolutamente recomendable para los amantes del género.

***


Bienvenido al próximo nivel...

***

BONUS TRACK: ¿Dónde puedo jugar a la Sega Genesis?

La opción obvio es: roms + emuladores. Fue la que terminé adoptando eventualmente por una cuestión de comodidad. Si bien el verdadero gamer tiene la consola original con sus cartuchos.

Lo cierto es que los emuladores para PC son cómodos, permiten una amplio abanico de opciones (desde grabar el juego en cualquier parte hasta acomodar framerate, botones según preferencia, etc). Yo hoy utilizo Gens, que me resulta ideal.


En Internet hay varias páginas que permitan jugar juegos de Sega de forma online: Let´s Play Sega, Emulator.online, Ssega.com, etc.

A mediados de los noventa, Sega lanzó Sega Ages, un compilado de juegos clásicos que tuvo sus versiones en Sega Saturn y PlayStation 2.



***

¿Me faltó algún gran juego de Sega Genesis? ¿Querés aportar tus favoritos? Sumate en los comentarios y reviví tu infancia con locura.

………………………………………………………………………………………………….


………………………………………………………………………………………………….


 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!
Quizás te pueda llegar a interesar...