jueves, 22 de junio de 2017

“Batman: el Largo Halloween”, una novela gráfica de Jeph Loeb


«Creo en Batman. Creo en Harvey Dent. Creo que Ciudad Gótica

El Largo Halloween (1996) es considerada una de las novelas gráficas esenciales de Batman y es la que más influyó, en buena medida, a la trilogía de Nolan. 

Se trata de una mini-serie escrita por Jeph Loeb y dibujaba por Tim Sale que cuenta con 13 tomos.

Igual que lo haría años más tarde el mismo Jeph Loeb en Batman: Silencio (novela que reseñé en esta nota), El Largo Halloween es el retorno de Batman a su vertiente más detectivesca.

La historia nos muestra cómo el enmascarado Batman, el policía Jim Gordon y el abogado Harvey Dent comienzan una cruzada contra el crimen organizado mientras que un asesino mata a miembros de la mafia en cada una de las fiestas que le siguen a ese primer Halloween.

Esta novela gráfica funciona como precuela de Batman: Dark Victory y además como una pseudo secuela de Batman: Año Uno, el inmortal cómic de Frank Miller, donde se introdujo inicialmente al mafioso Carmine “el Romano” Falcone.

Es Halloween en Ciudad Gótica y el cadáver de Johnny Vitti, sobrino del intocable jefe criminal Falcone, aparece en su bañera. El misterioso asesino utilizó una pistola .22 y un chupete como silenciador.
  
***

La trama de “El Largo Halloween”

Cuando un segundo cadáver aparece en el día de Acción de Gracias, la prensa bautiza al asesino como “Holiday” ("Vacaciones", o “Festivo”, según algunas traducciones). 


Batman, que había hecho un pacto con Harvey Dent y Jim Gordon para detener el avance del crimen organizado en Gótica, tiene que dividir su tiempo entre atrapar a los gangsters y buscar la identidad del asesino serial.

Dentro de esta trinidad por la justicia, cada parte cumple un rol. Son las tres facultades y funciones primordiales del Estado. Si Batman es el poder ejecutivo, dotado de medios inabarcables a lo largo de su empresa; Jim Gordon es la voz de la razón, el poder legislativo. 

Por último, Harvey Dent es el arrebato, el deseo de triunfar rápido, sólidamente. Es la impaciencia. Representa al poder judicial, decidiendo (especialmente convertido en Dos Caras) quién vive y quién muere.

Dos de ellos (Batman y Dent) tambalean en una cuerda floja. Están al borde del abismo. Solamente uno de ellos va a caer, transformándose en todo aquello que juró combatir. Porque, claro, El Largo Halloween es también la historia del origen de Dos Caras. Y de alianzas cruciales, ya que el cómic habla de la importancia de la lealtad, de lo importante que es la confianza, y de cómo ellas son también armas de doble filo.
                        
Reseña de “El Largo Halloween” (sin spoilers)

No fui fanático de los diseños y dibujos de Tim Sale.

Batman se ve increíble, pero algunos villanos tienen un físico desproporcionado y no convencen. Por ejemplo, el Joker me parece horrible y Gatúbela –el peor diseño de todos– tiene una cola de gato y bigotes. ¡Bigotes! (Por cierto, el rol de Gatúbela en la historia nunca queda del todo claro).

Los dibujos tampoco son especialmente buenos, aunque sí se destaca la estética de cine negro que presenta a Ciudad Gótica como un lugar retorcido, lleno de niebla que podría salir de las innumerables alcantarillas o de la misma cabeza de los protagonistas.

Por otra parte, el asilo Arkham, que tiene un rol clave en la historia, es una edificación surrealista que recuerda al cine expresionista alemán.

La estética es muy destacable, ciertamente. Hay mucho del policial negro acá, comenzando por el hecho de que el título es un guiño a la novela de Raymond ChandlerEl largo adiós”. Chandler fue una de los principales expositores de la novela negra, por lo que la referencia es más que adecuada.

Este género muestra a personajes de moralidad ambigua, detectives duros que se hacen de las pistas para avanzar en la investigación utilizando más los golpes y la violencia antes que la razón pura.

El Largo Halloween es, en esencia, un entramado policial donde el primer capítulo presenta a un asesino despiadado que no descubriremos hasta el último momento. Todos son sospechosos, generando una intriga donde cualquiera podría ser el responsable (lo que en la jerga se llama un relato whodunnit –quién lo hizo).

Hay otro guiño interesante y es al escritor ruso Fiódor Dostoievski. El primer capítulo se llama “Crimen” y el último (el capítulo trece) es “Castigo”. La novela Crimen y Castigo –una de las más importantes del autor– nos habla de un estudiante, Rodión Raskólniko, quien se ve forzado a cometer un asesinato.

El crimen lo deja en un estado de gran confusión. Durante muchos días sufre fiebres delirantes, vaga sin rumbo y va perdiendo la noción de la realidad. La novela exhibe de qué manera una mente brillante se va perturbando por un crimen, algo que también ocurre en El Largo Halloween.

Jeph Loeb hace un uso amplio de la galería de villanos de Batman, algo que parece ser su marca registrada (lo hizo también en Batman: Silencio). 


Cada tomo tiene a algún villano como protagonista. El autor se toma el tiempo para permitir que estos marginados transiten por la ciudad, trayendo desorden y caos, para finalmente unirlos en un grupo de villanos bajo el mando de Dos Caras.

Vemos pasar a Hiedra Venenosa, al Sombrerero Loco, al Espantapájaros, Gatúbela, el Joker, etc, etc. Algunos tienen su razón de ser en la historia. Otros, francamente, no tanto.

Y ya que estamos, es imposible pasar por alto cuán fuerte fue la influencia de El Largo Halloween en la trilogía del caballero oscuro de Christopher Nolan

Desde el pacto entre el trío protagonista en aquel tejado (escena que está realizada casi plano a plano y diálogo a diálogo en The Dark Knight, 2008), hasta la masiva fuga de Arkham que se puede ver en Batman Begins. Incluso la frase “I Believe in Harvey Dent” está tomada de esta historia.

Se le pueden hacer muchas críticas al cómic. Ya hablé de los diseños de personajes horribles que tiene. También hay quizás demasiada inspiración en El Padrino, tantas que algunos críticos han considerado que se trata de un plagio desvergonzado.

Yo creo que, si bien la trama no deja de tener cosas sin sentido y estúpidas –como el momento en el que Holiday le perdona la vida al Acertijo, y dispara a todos sus costados. O la aparición de ciertos personajes que no aportan a la trama–, se trata de un misterio muy bien construido. El final abre las puertas a muchas interpretaciones, hay diálogos fascinantes y buenos giros argumentales.

***

A partir de acá se presentan #Spoilers, se revelan porciones importantes del argumento. Si no leíste la historia y no querés arruinarte algunas sorpresas, no sigas leyendo.

***

Los asesinatos de Holiday

La identidad del asesino es el mayor misterio de la historia. Su modus operandi es siempre el mismo: utiliza una liviana pistola .22 (usando la tetina de goma de un biberón como silenciador) con el mango grabado y el número de serie limado. Además deja un souvenir representativo del día festivo en el que mató.


La ola de crímenes de Holiday se extiende a lo largo de 13 meses, con el único día festivo sin un asesinato siendo el Día de los Inocentes (donde el asesino se enfrenta al Riddler pero lo deja con vida, en el espíritu de las fiestas) y Nochevieja donde la "víctima" más tarde resulta aparecer viva.

Puntualmente, estas son las víctimas de Holiday:

  • Halloween: Johnny Viti (Sobrino de Carmine Falcone), que había amenazado con declarar contra su tío en un momento.
  • Día de Acción de Gracias: Los Irlandeses (banda de asesinos irlandeses contratados por Falcone para matar a Harvey Dent).
  • Nochebuena: Milos Grapa (Guardaespaldas personal de Falcone).
  • Nochevieja: Alberto Falcone (Hijo de Carmine Falcone).
  • Día de San Valentín: Gángsters contratados por Maroni.
  • Día de San Patricio: Un gran número de hombres de Maroni.
  • Día de los Inocentes: El Riddler (adrede sale ileso)
  • Día de la Madre: El Armero (propietario de una tienda que hacía las armas de Holiday).
  • Día del Padre: Luigi Maroni (Padre de Salvatore Maroni).
  • Día de la Independencia: Jasper Dolan (Forense de ciudad Gótica).
  • Cumpleaños de El Romano: Carla Viti (Hermana de Falcone y madre de Johnny Viti).
  • Día del Trabajador: Salvatore Maroni.
  • Halloween: Carmine Falcone y Vernon Fields (asistente corrupto del fiscal de distrito Harvey Dent).

¿Quién es Holiday?

Puede haber gente que no esté de acuerdo, pero para mí el desenlace ambiguo es una de las mejores cosas que tiene El Largo Halloween.

Hay varias pistas falsas que van apareciendo para profundizar el misterio. Al final, Alberto Falcone confiesa ser Holiday (si bien previamente pareció ser una víctima del asesino). Sin embargo, Gilda Dent dice más tarde (y únicamente a los lectores) que es la responsable de los tres primeros asesinatos. 

Por otro lado, Dos Caras asume brevemente el papel también.

Entonces: ¿quién era Holiday en realidad? 

El mismo Dos Caras afirma que había dos “Holidays” (probablemente haciendo referencia a su propia esposa). Lo cierto es que nunca queda confirmado, y no podemos asegurar si todos fueron el asesino en algún momento o a quién mató cada uno.

Quizás la identidad no sea lo importante, sino lo que representó el evento para ciudad Gótica. Esa charla en la azotea en el capítulo final, con Harvey Dent ya convertido en Dos Caras, es alucinante porque los tres protagonistas se plantean si todo esto valió la pena.

Sí, el imperio mafioso de Carmine Falcone cayó y la ciudad ya está libre de ese mal. Pero en el transcurso, una buena serie de villanos surgió, Harvey Dent fue superado por su costado maligno y las posibilidades de limpiar Gótica son todavía menores. Toda esa conversación es fascinante.

«Batman: la promesa que nos hicimos para hacer caer a Falcone. Lo que nos costó. Harvey…

Gordon: si me estás preguntando “¿Ganaron los buenos?” Sí, ganaron los buenos, Batman. Pero no sé si valió la pena por demasiado tiempo…»

Palabras finales

Sombras y siluetas se funden entre los lápices de Tim Sale mientras que Jeph Loeb narra un enigma con ritmo cinematográfico.

Este cómic es uno de los buenos porque balancea muchas historias de forma orgánica. Mientras vemos la caída del imperio mafioso Falcone y la transformación de Harvey Dent, tenemos los conflictos internos de Bruce Wayne (otra persona importante que logra separarse de su contraparte heroica) y su relación con Selina Kyle.


En el medio está el Joker con su investigación particular (“esta ciudad no es lo bastante grande para dos maníacos homicidas”), el Espantapájaros y el Sombrerero Loco asaltando bancos como si no hubiera mañana, Hiedra Venenosa seduciendo a Wayne y hechizándolo, Solomon Grundy paseando por las alcantarillas de la ciudad y El Hombre Calendario haciendo de consejero (al mejor estilo Hannibal Lecter) del Caballero Oscuro.

Es brillante la forma en la que tantas historias confluyen en un solo gran arco argumental. A veces no funciona del todo, y confieso que no amé el diseño de personajes o los dibujos. Pero no niego que se trata de una gran historia que disfruté un montón. Título muy recomendable dentro de la bibliografía de Batman.

………………………………………………………………………………………………….


………………………………………………………………………………………………….


 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

2 comentarios:

  1. Gran reseña de una historia. Despierta el deseo de leerla, a pesar de conocer el final.
    Que es un final amargo al estilo del policial negro.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se consigue fácilmente online. Guiño guiño.

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...