viernes, 5 de enero de 2018

Lista TOP-5: Grandes animés del 2017


Segunda parte de mis favoritos del año 2017 (la primera: 10 libros favoritos leído en 2017).

Este año vi algunas de las películas japonesas más hermosas de mi vida: Your Name (mi reseña) y A Silent Voice (mi reseña). Por su parte, la película de Sword Art Online: Ordinal Scale tuvo cierto encanto (sin dejar de ser SAO, con todo lo bueno y lo malo) (mi reseña).

También me puse al día con todas las siempre disfrutables películas de Dragon Ball Z (acá pueden ver cuáles son las 10 mejores). En el medio, por supuesto, hubo varias otras películas olvidables.

Pero en esta nota lo que destaco son series japonesas, admitiendo que –como me pasa cada vez con más frecuencia– me faltaron muchas más que me habría gustado ver. 


¡Hay tan poco tiempo para todo! Animés que no pude ver todavía, y tengo ganas, son: Made in Abyss, March comes in like a lion y quizás (quizás… porque ya recibí bastantes críticas negativas) Fate/Apocrypha, que ahora ya la subieron a Netflix.

***

GRAN DECECPIÓN

“The Seven Deadly Sins Season 2” (en Netflix)


Género: fantasía / acción / comedia
Duración: 4 episodios
Premisa: luego de los eventos de la primera temporada (25 capítulos) los Siete Pecados Capitales han restaurado la paz en reino de Liones, pero sus aventuras continúan con nuevos retos y viejos amigos.
Su (poco) atractivo: pese a su comienzo lento y el exagerado fanservice, disfruté bastante de la primera temporada de este animé shonen entrenenido y lleno de personajes coloridos. Por eso me emocionó la llegada de una segunda temporada, hasta enterarme que sea trata más de una serie de OVAs que funcionan como rellenos antes de la verdadera segunda temporada (Revival of the Commandments, a estrenarse en 2018).
Signs of the Holy War –estos cuatro capítulos de relleno– ni siquiera son OVAs bien hechas, no expanden la mitología de la serie ni ofrecen historias divertidas. Tampoco creo que sea importante verlas para entender lo que se viene.

***

MENCIÓN DE HONOR

► “Castlevania” (en Netflix)


Género: fantasía / acción
Duración: 4 episodios (hasta ahora)
Premisa: aunque sus habilidades denotan que fue un gran guerrero, Trevor Belmont ahora está perdido, convertido en un vagabundo y borracho sin dirección. Pronto su vida dará un giro drástrico cuando el llamado de la aventura llegue nuevamente. Adaptación de la famosa franquicia de Konami sobre una lucha ancestral contra el mismísimo Drácula.
Su atractivo: cada tanto sale algo realmente memorable que nos recuerda que las adaptaciones de videojuegos no están necesariamente destinadas al fracaso. Castlevania Temporada 1 es un fantástico arranque de la saga, presentando visuales increíbles y grandes momentos de acción.
La principal crítica que probablemente se le haga es su brevísima duración. Son sólo cuatro episodios de aproximadamente 20-25 minutos, con lo que ver la temporada completa insume el mismo tiempo que una película regular de 90 minutos.
Sin duda, la serie te deja con ganas de mucho más. Los últimos dos episodios levantan muchísimo en cuanto acción, y el excelente desenlace prepara lo que será una segunda temporada en 2018. A la serie no le falta contenido maduro, incluyendo violencia y sangre. Especialmente cuando el ejército de monstruos de Drácula desciende sobre la ciudad: la matanza llega a niveles insospechados.
El episodio 4 es puro pochoclo, con un grupo de héroes casi completo, peleas fascinantes contra los engendros de Drácula, una sorpresiva aparición e interesantes guiños a la franquicia original.

***

LISTA TOP-5
GRANDES ANIMÉS DEL 2017

PUESTO #5. “Kuzu no Honkai (Scum´s Wish)”


Género: drama / romance
Duración: 12 episodios
Premisa: Hanabi y Mugi son dos amigos que deciden comenzar una relación de conveniencia debido a que sus respectivos intereses amorosos son metas imposibles.
Su atractivo: Scum´s Wish, tiene un punto de partida atractivo que se aleja completamente del cliché del subgénero highschool romance. El conflicto se hace más complejo (e interesante) cuando comienzan a aparecer más y más personajes secundarios con intereses amorosos cruzados. Akane (la sexual y manipuladora profesora) es una delicia de personaje. También lo es Sanae, amiga de la protagonista y de quien está enamorada, uno de los personajes mejores trabajados.
Me gustó mucho la parte visual en esta serie, que por momentos se asemeja a una novela visual. Los monólogos internos tienen mucha profundidad filosófica y los giros argumentales te mantienen enganchado. Todos acá son almas rotas y quebradas, lo que hace de este drama romántico algo muy distinto a lo convencional. Nos encontramos con todo un entramado de amoríos absolutamente insalubre y enfermizo, haciendo que sea inevitable preguntarse si los personajes sienten amor o están todos locos (conceptos que, a lo mejor, no sean tan distintos uno de otro). El final: soberbio. Terminó como tenía que terminar, y lo aplaudí.
A tener en cuenta: la serie no es apta para todo público. Contiene algunas escenas sexuales subiditas de tono que pueden llegar a incomodar al espectador (o levantar la temperatura del ambiente también).

PUESTO #4. “Dragon Ball Super”



Género: shonen / acción / ciencia ficción
Duración: 122 episodios (aún en emisión)
Premisa: una medicuela de Dragon Ball Z que se desarrolla entre los capítulos 288 y 289, continuando las historias de Gokú y sus amigos.
Su atractivo: es notable cómo viene escalando posiciones Dragon Ball Super, mi actual placer culposo por excelencia. Sábado a sábado disfruto muchísimo de cada nuevo episodio. Es una serie que arrancó apestando fuerte y progresivamente se fue convirtiendo en una de mis favoritas.
Para no perder tiempo (porque ya lo dije acá), Dragon Ball Super definitivamente encontró su camino, la animación berreta es cosa del pasado y se siente como una serie fresca al fin. Este año estuvimos inmersos en el quinto gran arco argumental de la saga (y el más largo hasta ahora). La “Saga de la Supervivencia Universal” presentó algunos de los episodios más hermosos de la serie, nuevas transformaciones, homenajes a la serie clásica y muchísima acción.

PUESTO #3. “Attack on Titan Season 2


Género: fantasía / acción / comedia
Duración: 12 episodios
Premisa: la historia de Attack on Titan gira en torno a Eren Jaeger y sus dos amigos de la infancia: Armin y Mikasa. En su mundo, la población sobreviviente vive apretada dentro de tres grandes muros concéntricos. Afuera hay unos seres espantosos y gigantescos que devoran gente: los perturbadores titanes.
Un día los titanes hacen una brecha en el muro exterior y logran ingresar, causando caos y destrucción a su paso. Por eso, los tres jóvenes deciden alistarse en el ejército y entrenarse para combatir el problema con sus propias manos.
Attack on Titan Temporada 2 finalmente llegó –varios años luego del estreno de la primera parte– con el quinto arco argumental de la serie: “Choque de titanes”. Eren y los demás miembros del ejército investigan una posible brecha en el segundo muro, conocen a nuevos enemigos (el Titán Bestia) y descubren que entre ellos existen algunos peligrosos traidores.
Su atractivo: esta continuación expandió el universo de la serie brindando episodios maravillosos que desarrollaron a otros personajes fuera de Eren y su círculo y, especialmente, brindando respuestas a interrogantes claves. Mikasa, Levi, Eren e incluso Erwin, toman el asiento del acompañante mientras el protagónico se lo llevan otros. Creo que esto le brindó un aire de frescura a la serie, demostrando ser capaz de desarrollar personajes e historias fascinantes fuera de su zona de confort.
¡Así es como se hace una buena serie de misterio! (¡Aprendé LOST!). Los fans necesitamos de esas pequeñas cuotas de felicidad. No sirve acumular y acumular misterios (equivale a acumular frustraciones).
Attack on Titan respondió a muchísimas cosas en esta temporada: ¿Quiénes son los titanes? ¿Quién es el Titán Colosal? ¿Quién el Titán Acorazado? Al mismo tiempo, disparó varios otros interrogantes más que hacen que ya queramos ver cómo va a seguir todo esto. Fue tan buena, o incluso mejor, que su primera entrega, reduciendo la cantidad de episodios pero intensificando las respuestas que los fans pidieron por años.

PUESTO #2. “Re: Creators


Género: fantasía / acción
Duración: 22 episodios
Premisa: por un misterioso motivo (que solo se explica más adelante), varios personajes de animé comienzan a aparecen en nuestro mundo real, completos con todo su arsenal de ataques y habilidades, incluso con la posibilidad de romper con nuestras reglas propias de la física.
Su atractivo: lo más interesante de esta idea es ver cómo los personajes de ficciones reaccionan ante el mundo real e incluso conocen a sus propios creadores, quienes son dioses de aquella obra de ficción creada, sea un videojuego, un animé, un manga o cualquier otra cosa.
Las situaciones que se generan son tremendas. En un momento dado, por ejemplo, un personaje de un videojuego juega al videojuego en el que ella misma es protagonista. Otros son más rencorosos con sus creadores o descubren, de formas terribles, que sus poderes son destructivos y dañinos.
La acción que presenta Re:Creators está muy bien lograda, pero el argumento va más por el lado del diálogo que de los disparos. Hay escenas de pelea (y son grandiosas) aunque gran parte del conflicto se resuelve a partir de debates e intercambio de opiniones. Otro punto particularmente llamativo de la historia que la destaca por sobre el resto.
¡Hasta el clásico capítulo de “recap” (donde se resume lo que sucedió hasta ese momento en la serie) es una genialidad absoluta! Hay más información en esta otra nota para el blog.

PUESTO #1. “My Hero Academia Season 2”


Género: fantasía / acción / comedia
Duración: 25 episodios
Premisa: el 80% de la población mundial desarrolló superpoderes y son entrenados en la Academia de Héroes. Han surgido tanto superhéroes como supervillanos. El protagonista de esta historia, Deku, es uno de esos casos raros que nacen sin ninguna clase de superpoder, pero eso no le va a impedir perseguir su sueño
Su atractivo: si tenés algún tipo de contacto con el mundo del animé, es muy probable que hayas escuchado de My Hero Academia, una serie que, en esencia, sigue la fórmula del shonen clásico (Bleach, Naruto, One Piece, Dragon Ball Z). Sin embargo, está serie toma todo lo conocido para reconstruirlo y sacar un producto realmente sólido.
La temporada 2 fue el doble de larga que la primera y todavía mejor (si es que eso era posible). Adaptó del manga original los arcos del “Festival de Deportes” (un arco argumental de torneo ejecutado a la perfeccion), “El asesino de héroes” y “Los exámenes finales”.
Todo funcionó orgánicamente con My Hero Academia este año. Las batallas fueron espectaculares, los personajes evolucionaron (fue bueno que se le dé espacio a otros aparte de Deku) y la banda sonora estuvo entre las mejores del año. ¿Es “My Hero Academia” un anime más el montón? Ni cerca.

……………………………………………………


……………………………………………………

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!



2 comentarios:

  1. Lo que vi fue Castlevania, la versión especial. Me gustó mucho. Es interesante que Dracula tiene motivos para vengarse.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sep, me gustó mucho y tiene confirmada una segunda temporada.

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...