jueves, 16 de mayo de 2013

“Deus Ex Machina”: el recurso de los mediocres


Supongamos esta historia: el frenético drama de una familia, con un padre abusivo y golpeador a la cabeza y una serie de interesantes conflictos entre los personajes tratados con suspense y realismo. La tensión va siempre en aumento hasta que, sobre el final, el bebé resulta tener poderes y hace explotar al padre (resolviendo el conflicto mayor de manera mágica). Esto es lo que se conoce como un final a los “Deus Ex Machina”.

Estamos hablando de cuando la trama se resuelve a través de un elemento, personaje o fuerza externa que nunca haya sido mencionado con anterioridad y nada tenga que ver con los personajes ni la lógica interna de la historia (como bien afirma esta excelente nota).


En lo cotidiano, los lectores lo llamamos “final WTF” o directamente “final de mierda”. Nos pasó con LOST, donde #SPOILERALERT# al final era toda una batalla de Dioses (¿?) y con tantas películas. Los autores sin demasiada imaginación lo usan para terminar la historia de forma abrupta al no disponer de las herramientas para dar una mejor explicación (y querer forzar el final feliz).

La ficción es –o debería ser– un pacto de caballeros entre autor y lector, un juego tácito donde el segundo acepta una sucesión de códigos (pactados desde un principio) y sigue leyendo bajo esas circunstancias (por más bizarras que sean). En ese sentido, los “Crímenes de la calle Morgue” hizo trampa… una que nunca es bien vista (su cuarto no estaba realmente cerrado). Es engañar al lector (o al espectador, también) de forma tonta e inverosímil. Algunos entienden el final de Caperucita Roja (leñador llegando oportunamente a salvarla) y las convenientes águilas de Gandalf en “El Retorno del Rey” como recursos “Deus Ex Machina”.

Este atajo para solucionar los conflictos, que enfada y decepciona, tiene sus raíces en la antigua Grecia. Allí la cosa era literal: se utilizaba cuando, en el teatro, una grúa (machina) introducía una deidad (deus) proveniente desde afuera del escenario para resolver una situación.

Para evitarlo, las técnicas literarias indican utilizar recursos como el “planting and pay off” (qué tan bien creo que utiliza J.K. Rowling) o  el “presagio” (foreshadowing), que es otra manera sutil de evadir externalidades. La famosa Pistola de Chejov es otro gran instrumento que me parece fabulosa. Propone introducir una “pistola cargada” (elemento que será clave para el desenlace) en el primer acto, únicamente si va a ser disparada en el final.

“En el primer acto haz enganchado una pistola en la pared, en el segundo acto dispara con ella.
De otra manera no la uses.” (Anton Chekhov)

Al parecer, los hebreos, usaron muchos Deus Ex Machina en su Best Seller "La Biblia", aunque ellos los llamaban milagros (la vieja excusa "… así lo quiso Dios") =)


El cine tiene su buena cantidad de finales “Deus...”. Recordemos la kriptonita verde de Superman II (¡o volar tan rápido para volver en el tiempo en la primera!), la PowerBook 5300  de Día de la Independencia, el agua (en “Señales” y “La guerra de los mundos”) o la supercomputadora de Matrix: Revolutions (sí, se llamaba Deus Ex Machina). Ante este tipo de finales, la reacción del público es: “¡Devuélvanme mi dinero!” o, a veces, peor aún (“Quiero matar… quiero matar”)



“Y entonces, cuando todo parecía estar perdido, un...este...
¡Rayo de energía mágica los salva a todos!
Fin.”

(Claro ejemplo del Deus Ex Machina)


  Si la nota te gustó, déjame un comentario. ¿Qué otros finales Deus Ex Machina se te ocurren? ¡Saludos!

15 comentarios:

  1. Hola Luciano! Pues aquí devolviendote el saludo de parte de Zona Fantasma! Pues genial nota, sin duda a sido entretenido recordar esos finales tan contrastantes e que ha todos nos han chocado. Sobre todo el de Matrix es el que más me ha decepcionado.

    En otra cosa, te diré que común mente la gente malentiende el final de Las Dos Torres como algo absurdo... pero es lógico en los libros, pues Gandalf no obtiene esos talentos hasta volverse Gandalf el Blanco XD

    La biblia, por otro lado, usa mucho el recurso de las señales... los milagros salen, claro, y sorprenden, pero en realidad son avisados con bastante tiempo... paginas atrás o capítulos atrás, en las llamadas profecías. De hecho, cada milagro ejecutado por Jesus fue bien documentado antes de ser realizado siglos más tarde. Te lo digo por que llevo algo de tiempo estudiando del tema.

    Bueno, interesante.
    Me pasearé un poco por el blog.
    Éxitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante aporte el de la Biblia. Mi comentario fue, claramente, con tinta de humor. Ni siquiera sé si podemos llegar a considerar a este libro como "literatura" de tal manera de aplicar las reglas tradicionales o tratar de categorizarlo. Definitivamente es un tema que da para muchísimo debate.

      Gracias por pasarte!

      Eliminar
  2. El senor de los anillos fue decepcionante. Por dios Gandalf! si sabes que al quinto dia con la primera luz del alba vienes con el ejercito de los de rohan no des tanto la vara y vete a buscarlos ya!!

    Sin embargo lo del bebe me ha gustado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah y el final de los serrano que me dices? todo fue un sueño

      Eliminar
    2. Puff, la lista es interminable. Que fácil que habría sido volar hacia mordor directamente!! jajaja...

      Eliminar
    3. Los finales de "al final era todo un sueño" me pudren, a menos que sea algo original y distinto del estilo "Vanilla Sky" (o mejor dicho "Abre los Ojos"). Excelente película! =)

      Eliminar
  3. "La ficción es –o debería ser– un pacto de caballeros entre autor y lector, un juego tácito donde el segundo acepta una sucesión de códigos (pactados desde un principio) y sigue leyendo bajo esas circunstancias (por más bizarras que sean)." Reconozco que es una forma de hacer valida, sobretodo en el genero policíaco, y en especial si éste se entiende, a lo Ellery Queen, como un acertijo/enigma/ pasatiempo. Pero no creo que la literatura deba restringirse a esos formalismos más propios de las matemáticas. Por ejemplo, engañar al lector con falsos testimonios (o por un efecto Rashomon y similares) me parece una vuelta de tuerca perfectamente legitima.

    En cuanto a lo de evitarlos... desde mi punto de vista, si un deus ex machina puede evitarse mediante planificación (plant/payoff y demás) no es estrictamente hablando un deus ex machina: es simplemente mala praxis. Es como cuando hay escenas contra reloj y resuelven el problema en el ultimo segundo; si te parece falso, es suficiente que rehagas la escena mentalmente y añadas el tiempo que creas que hubiese sido realmente necesario, o añadas extra (aunque este cliche es seguramente insalvable: me parece un intento patético de crear una falsa sensación de tensión que lo precipita todo artificiosamente).

    Dicho esto, creo que el problema fundamental del deus ex machina es cuando se usa por motivos comerciales, ya que las hay de muy originales, convirtiéndose en una vuelta de tuerca diferenciada (aunque a veces se las meta a todas en el mismo saco; en wikipedia hay una clasificación bastante extensa). El problema, digo, es la "dictadura de la forma" que denunciaron obras como Ferdydurke y que obliga (al menos comercialmente) a que se siga una estructura ordenada y con final. Muchas obras ganarían mucho si simplemente se dejaran con final abierto, como Lost, pues el resto era bueno y estimulante (muchas teorías se debatían antes del cierre de telón). Sin embargo, como uno simplemente puede rehacer mentalmente el final y construirse para sí una respuesta más satisfactoria, supongo que tampoco causa mayor estragos que se continúen perpetuando esta clase de finales si el desarrollo es bueno.

    PS:"El constructor" de Philip K. Dick, ¿foreshadowing o deus ex machina? A veces depende más de la sensibilidad/agudeza del lector que otra cosa. Supongo que, si uno quiere, siempre puede encontrar alguna argumento medianamente enrevesado para justificar los deux ex machina más intrincados (ojo que no es el caso. Para mi, el relato que cito es un sutil pero claro foreshadowing).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas! No leí "El constructor" (he leído otras tantos de Dick, pero justamente no eso). Si te parece que es interesante, seguramente le pegaré una mirada.

      De acuerdo con lo del efecto Rashomon, es totalmente válido!

      Me remito a lo que siempre digo: la idea del post es servir de disparador de ideas y de incentivador de la lectura. Todo aporte es más que válido. Te lo agradezco mucho!

      Eliminar
  4. HG Wells, Tolkien, son mediocres?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desconozco porque mencionás a Wells "anonimo"... pero no digo que Tolkien sea mediocre, sino que el recurso del "Deus Ex" es medriocre (o "vago", si se quiere) por definición. No se si Tolkien era un gran escritor... aunque admito que creo un universo fantástico y generó una mitología para Inglaterra. Un genio, pero eso no quita que sus tramas -aunque épicas- tengan algunos recursos como los que menciono en el post =)

      Eliminar
  5. No creo que el agua en Señales sea buen ejemplo. Uno de los personajes le menciona previamente a Mel Gibson que piensa huir hacia un curso de agua, ya que no hay ningún círculo cerca de ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás tenga que pegarle una revisada, pero no recuerdo tanto que haya una suerte de "preaviso" sobre el agua en Señales. De todas formas, no lo recuerdo perfectamente. Gracias por el aporte.

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...