lunes, 30 de enero de 2017

“Mundo Anillo”, una novela de Larry Niven


“Mundo Anillo” (Ringworld, por su título original en inglés) es una novela de ciencia ficción dura publicaba en 1970 que se caracterizó por ser una de las poquísimas obras del género que ganó el triplete de galardones: el Premio Hugo, el Nébula y el Locus.

Fue una de las nvoelas que coloqué en mi TOP-TEN de libros favoritos leídos en 2016, pero todavía no me había hecho el tiempo de armar el review.

La historia se desarrolla en el distante año 2850 (siglo XXIX). A esa altura, la humanidad avanzó muchísimo en cuanto a su tecnología, y hasta hizo contacto con varias civilizaciones extraterrestres. Entre ellas se encuentras los Kzinti (una raza guerrera con la que los humanos han peleado en varias oportunidades) y los Titerotes de Pierson (famosos por su prudencia, inteligencia y cobardía).

Existe un misterio enorme que desconcierta a todo del Espacio Conocido (contexto espacial en que se desarrollan los libros de Mundo Anillo). Se descubrió una estructura artificial y extraña, con forma de anillo gigante, orbitando alrededor de una estrella.

Una disfuncional tripulación, integrada por dos alienígenas y dos terrícolas, se dispone a explorar el recóndito lugar para encontrar la verdad. Sin embargo, cuando la nave se estrella en esta inabarcable estructura, el heterogéneo grupo termina topándose con una serie de misterios: no sólo tienen qué descubrir quiénes fueron los constructores, sino también por qué sus habitantes retrocedieron en su desarrollo tecnológico, cayendo en un estado primitivo.

***

La novela colocó a su autor, Larry Niven, en el estrato más alto de la pirámide de escritores de ciencia ficción “dura”. Para refrescar el concepto (si bien ya hablé al respecto acá y acá), este enfoque literario se preocupa por conceder especial relevancia a los detalles científicos y técnicos de la narración. Los eventos de Mundo Anillo ocurren en un planeta imaginario, pero la historia busca ser rigurosa desde el lado de la ciencia, precisa, creíble en relación a los conocimientos técnicos del momento.



Niven, que nunca creyó que su obra iba a tener tanto éxito, luego escribió una precuela (Protector, 1973) y tres secuelas: Ingenieros del Mundo Anillo (1980), Trono de Mundo Anillo (1996) e Hijos de Mundo Anillo (2004).

El argumento y el gran error de Niven

El protagonista humano es Luis Wu, un hombre de más de 200 años de edad, pero con el cuerpo de un hombre de 25 gracias a los avances en la ciencia médica. 

En el primer capítulo de la versión original, Luis se está teletransportando hacia el este alrededor de la Tierra para poder extender al máximo su cumpleaños.

El grave error que cometió Niven fue que moverse en esa dirección, de hecho, haría que el horario local sea más tarde en lugar de más temprano. Lo correcto, obviamente, habría sido moverse hacia el oeste. 

Al autor se le rieron bastante por este descuido curioso y lo corrigió en las ediciones subsecuentes, donde el protagonista se va teletransportando hacia el oeste.

Hay otros errores y problemas de ingeniería dando vueltas en la novela original. Muchos fans han identificado que, en esencia, Mundo Anillo sería un sistema inestable que pronto habría perdido su órbita, colapsando con su Sol y desintegrándose por completo. Niven aprovechó una de sus novelas posteriores (Los Ingenieros de Mundo Anillo) para explicar este error y, de paso, convertirlo en un conflicto argumental para la trama.

La cuestión es que Luis es contactado por un titerote (Nessus), quien lo invita a participar en un viaje hacia este lugar desconocido. Como él ya está al final de su vida (y siempre quiso recuperar las aventuras de su juventud), termina por aceptar.


Juntos, reclutan a un jefe de tribu Kzinti llamado Interlocutor de animales (una especie de jefe de seguridad de aspecto felino) y a la joven novia terrestre de Luis, Teela Brown, cuya única y especial característica es su increíble suerte.

La dinámica del grupo

El primer tercio de la novela (las primeras cien páginas) son básicamente el reclutamiento y el viaje de ida. Al tratarse de sci-fi duro, el autor se muestra muy interesado en la física detrás del viaje especial y quizás no tanto en las emociones y motivaciones de cada personaje por viajar. Eso puede hacer que, al principio, la lectura se vuelva tediosa.


Sin embargo, cuando llegan a la titánica estructura y son atacados por las defensas autónomas (que confunden su nave con un asteroide) la historia se torna fascinante. El resto de la novela es exploración, supervivencia, revelación de algunos secretos importantes (que prefiero no comentar para evitar spoilers) y, por sobre todo, ellos buscando la forma de escapar del Mundo Anillo.

Creo que el fuerte de la novela no pasa por la rigurosidad científica, sino más bien por la dinámica de los tripulantes. Cada uno es diametralmente opuesto al otro, y eso hace que las interrelaciones, guerras de poder y debates entre ellos sean muy entretenidos.

Los Kzinti, por ejemplo, son gigantes hombres-tigre, que históricamente han esclavizado a civilizaciones inferiores. Son guerreros, militares, estrategas, valientes. En varias ocasiones entraron en conflicto con la Tierra pero siempre fueron derrotados (por lo que tienen un odio especial por los humanos). Interlocutor de Animales aporta, muchas veces, la inteligencia militar al grupo, y es un rebelde de costumbres extrañas con un desarrollo de personaje fascinante.

Teela Brown, debido a su suerte como rasgo genético, nunca pudo vivir algunas experiencias fundamentales de la vida humana, y Mundo Anillo le brinda la oportunidad de cambiarlo todo.

Nessus es, sin duda, mi personaje favorito. Temeroso en extremo y, sin embargo, tan frío como calculador. La raza, con dos bocas en forma de trompa, que también sirven de manos, viene huyendo por años de un encadenamiento de explosiones de supernovas, cerca del centro de la vía láctea.

Este alienígena introduce el que, en mi opinión, es el aspecto más importante de la novela. Una breve pero sagaz exploración de lo que puede llamarse “intrusión antropológica”. Niven expone la repercusiones de que una especia más avanzada (los Titerotes) se hayan involucrado en la evolución y en los conflictos de otras (los humanos y kzintis).

Hay toda una reflexión sobre el engaño, el condicionamiento y la dependencia. Un análisis atrapante sobre los riesgos de jugar a ser Dios.

Mundo Anillo: el otro protagonista

El Mundo Anillo es un protagonista más de la historia. Tiene forma circular, una superficie unas 3.000 veces mayor que la Tierra (como si se le hiciera un corte en forma de anillo a una esfera de Dyson) y con habitantes muy parecidos a los humanos. Está rodeada de misterios (piensen en una suerte de isla de Lost) y fue creada artificialmente para aprovechar al máximo la energía de su Sol.
Por cierto, existe un mapa interactivo en flash del lugar, realizado por Dennis Antinori. Pueden verlo en este link.



Los habitantes del Mundo Anillo (los “anillícolas”) perdieron el origen de sus hazañas tecnológicas y ahora atribuyen los fenómenos de su mundo a algún poder divino. Incluso, los cuatro exploradores encuentran sacerdotes, multitudes fanáticas, castillos en el aire, rituales sagrados y muchas cosas similares.

Como agregado a la trama de aventuras, Niven incluye también algunos conceptos entretenidos y gadgets futuristas. Destacan el “Tasp”, un pequeño instrumento con la capacidad de inducir a un estado de extremo placer en el cerebro con sólo presionar un botón (Nessus lo usa como un método de control no dañino) y el concepto de que la suerte es un rasgo genético que puede ser favorecido por crianza selectiva.

La obra ha sido muy influyente en la cultura popular. La trama del videojuego Halo se desarrolla en un estructura artificial con forma de anillo, y además existen varias similitudes entre el juego y el libro. Ernest Cline también menciona en Ready Player One (que ya reseñé en el blog) que uno de los sectores de su realidad virtual OASIS es una adaptación fiel del Mundo Anillo.

Por último, y si bien esto es sólo una especulación mía, pareciera que Ridley Scott aprovechó la idea de la raza de los Ingenieros para confeccionar la historia de Prometheus (2012).

***

Palabras finales

Para cuando la historia llega a su fin, quedan varios interrogantes sobre la mesa. ¿Quiénes son los ingenieros que crearon Mundo Anillo? ¿Por qué lo hicieron? ¿Y por qué existe ese brutal parecido con la Tierra? Respuestas que, espero, pueda encontrar en las secuelas.

En un momento dado, Teela dice: “Debe ser divertido poder esculpirse un mundo a la medida”. Se refiere a los creadores de aquel mundo, pero también parece un comentario sobre el mismo autor, quien debe haberla pasado muy bien creando este misterioso lugar.

Mundo Anillo abunda en detalles técnicos y descripciones. Tiene cuestiones muy ingeniosas y se disfruta especialmente si uno es fan de la space opera. La historia no mantiene siempre un ritmo excitante, pero en sus mejores momentos es una gran aventura de ciencia ficción.

………………………………………………………………………………………………….


………………………………………………………………………………………………….


 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!

1 comentario:

  1. Leí esta novela arias vees y se me pasaron esos errores del autor.
    Sí me pareció rebuscado, innecesariamente complejo el proyecto del mundo anillo. Que se trata de explicar porque los diseñadores no descubrieron los viajes más rapidos que la luz.
    Sobre la forma de la foto. Teela especula que se trata de una clase de nave. Lo que es referencia a un relato del autor, sobre una nave que se enfrenta con una nave Kzin.
    Especie que tiene una aficion por los humanos, pero por considerlos alimento.
    Aunque cierto experimento de los titerotes.

    Es interesante el personaje de Teela, que es tataranieta de Paula Cherenckov, una antigua novia del protagonista. La cual lo dejó. Mientras tanto ha experimentado con la colega del mejor amante del mundo.

    Es interesante Prill, una mujer anillicola. Y su papel en la trama.

    Otro detalle interesantes es el arma de Nessus, quien no es un titerote tipico.

    Recomiendo evitar la secuela.

    Interesante reseña.

    ResponderEliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...