viernes, 15 de diciembre de 2017

Lista TOP-10: Mejores películas de Dragon Ball Z


Si hay algo que logró Dragon Ball Super es reavivar mi llama por la franquicia, una serie animada con la que crecí y sigo queriendo. Los sábados a la noche ya es un clásico ver el nuevo capítulo. Cuando arrancó Super, me pareció que apestaba muchísimo (lo dije acá: 5 motivos por los que Dragon Ball Super apesta), pero por suerte se viene redimiendo.

Hoy no solo la banco, sino que además me encanta. Dos años después, encontró su camino y su lugarcito en mi corazón. Me retracté en esta otra nota: Dragon Ball Super ya no apesta (y además es genial).

La cuestión es que, como venía diciendo, volví a querer mucho a la franquicia, así que estuve poniéndome al día con las películas de DBZ que me estaban faltando. De verlas todas surgió esta Lista TOP-10.


Hay varias aclaraciones que necesito hacer antes. La primera es que el top es exclusivamente de Dragon Ball Z: sus películas, especiales de TV y OVAs. No considero las cuatro películas de Dragon Ball ni tampoco el especial de Dragon Ball GT (A Hero's Legacy).

La otra cuestión importante es que no van a encontrar a La Batalla de los Dioses en la lista, porque es una de las peores incorporaciones a Dragon Ball. Por eso, primero quiero expresar mi odio.

***

¿Por qué odié “DBZ: La Batalla de los Dioses”?

Emocionado como un niño, en el 2013 fui a ver La Batalla de los Dioses al cine. Cuando salí me sentí desorientado, frustado, golpeado y absolutamente decepcionado.

Después de leer que Akira Toriyama no recordaba ni el color rubio de Nro. 18 o cómo dibujar a un SSJ3, entendí todo: el tipo está senil. Cambió mil cosas en un guión que originalmente era más oscuro. El autor aclaró que esta película es la “represalia” de la horriblemente olvidable Dragon Ball: Evolution, pero quienes catalogan a La Batalla de los Dioses como buena, es evidente que la nostalgia les nubló el juicio.


Hay muchísimos problemas con esta historia plagada de situaciones desaprovechadas. Con dos o tres cambios el guión habría sido muchísimo más interesante. Entiendo que Toriyama haya querido darle un tono más “infantil” para agradar a la nueva generación de niños, pero tendría que haber encontrado un equilibrio para satisfacer a los fans viejos también.

Los mejores momentos involucran a Vegeta enojado (y superando, por breves minutos, el poder de Goku), el doblaje latino con las voces originales y la posibilidad del comienzo de una nueva saga. Eso es todo.

Decir que La Batalla de los Dioses es “ligera” en guión es decir poco. Durante gran parte parece una sitcom americana, y de las malas… el Dios de la Destrucción hace chiquilinadas, come, se enoja… ¡nunca hay ningún tipo de sensación de peligro! Ciertamente han existido villanos mucho más memorables en la serie (e incluso en películas anteriores).

¿Qué más? Veamos: la animación zafa aunque el CGI es patético (no hay otra forma de decirlo). Es una burla, es simplemente MALO. El concepto del Dios Super Saiyajin es forzado y poco interesante. Cuando Goku (sin demasiado esfuerzo) lo consigue… simplemente tiene el pelo rosa (que hasta parece pintado con Microsoft Paint).


La tensión dramática no se eleva en ningún momento, ni siquiera en el final (que es totalmente anti-climático). De hecho, la película nunca parece querer crear un desafío verosímil para los guerreros Z.

Se pierde demasiado tiempo en situaciones como:
  • Majin Boo no compartiendo su budín.
  • Pilaf y su banda queriendo robar las esferas.
  • Bulma quejándose y gritando.
  • Piccolo cantando karaoke.
  • Gohan haciendo el ridículo.
  • Videl “susurrando” que está embarazada.
  • Bills comiendo y enojándose sin sentido.

Y Vegeta, el pobre Vegeta, es sumiso, hace cosas “lindas” para agraciar al enemigo y ¿pelea al nivel de Yamcha? Lo mismo pasa con todos los demás, que son derrotados con un soplido.

Por donde se la mire, DBZ: La Batalla de los Dioses no es una buena producción. El guión es flojísimo (inclusa insulta a la inteligencia de los más chicos), el ritmo es pésimo (a la par de la animación), hay momentos incoherentes, agujeros de guión y no emociona bajo ningún punto de vista.

Quería ver buenas batallas, tensión, momentos épicos… quería al Dragon Ball Z que amamos de chicos, no una comedia de situación. 95% sitcom + 5% acción no es un combo que me convenza. Lo que es peor: las secuencias de batallas dejan mucho que desear. ¿Mencioné que el 3D parece hecho con animación flash?


Uf… terminó el rampage. En fin. Odio esta película del mismo modo que odio la primera saga de Dragon Ball Super (que, de nuevo, se logró redimir con el tiempo). Ahora sí, vamos a lo nuestro.

***

Dragon Ball Z es una de las pocas franquicias japonesas que lograron mantenerse frescas incluso habiendo terminado hace años. Sigue apareciendo gracias a OVA´s, películas, juegos de video y hasta la nueva serie de animé. Es una serie que se rehúsa a morir y que sigue sumando cada vez más fans alrededor del globo.

Vale aclarar que uso el término “películas” de forma más o menos libre. La mayoría de estas películas y especiales duran entre 40 minutos y una hora, y tienen historias tan simples como parecidas: aparece un nuevo villano con sus secuaces, los guerreros Z tienen que encargarse. Casi siempre vence Goku y casi siempre lo hace con una Genkidama. Krillin es basureado, Piccolo aparece en un momento clave (pero lo derrotan fácil), Gohan tiene su momento. Ya saben, lo típico.

Ninguna es perfecta y todas tienen problemas de guión y ritmo debido a su duración. Por sobre todo, prácticamente ninguna puede considerarse canon porque no hay un lugar específico en la línea temporal de DBZ donde logren ubicarse sin generar inconsistencias argumentales.

Dicho eso, un puñado de ellas son realmente memorables, expanden la mitología de la serie y entregan momentos increíbles que cualquier fan de Dragon Ball Z merece experimentar. Quiero creer que las diez que elegí forman parte de ese grupo selecto de historias realmente únicas, por motivos diversos.

***

Lista TOP-10: Mejores películas de Dragon Ball Z

#Puesto 10 – Película N°5: La venganza de Cooler (1991)


Para algunos, Cooler es una mejor versión de Freezer. Tiene todo el poder y la intimidación de su hermano menor sin la arrogancia y el llanto. Más allá de tener la clásica fórmula de las pelis de Dragon Ball Z, acá las escenas de pelea son intensas y están bien ejecutadas.

Es una buena historia de venganza contada con suficiente drama. Lástima que los secuaces de Cooler (Salza, Neiz y Dore) no son tan memorables como la Fuerza Especial Ginyu. Pero, ¡hey! Piccolo usa su técnica de extender los brazos (cada tanto se acuerda de que la tiene). Decididamente es la mejor de la trilogía de Cooler.

¿Dónde podría ubicarse temporalmente?
Lo más común es ubicarla dentro de los tres años de preparación para la llegada de los primeros androides, luego de que Goku regresa de Namek. De ser así, las inconsistencias con la serie original son mínimas (uno de los raros casos). Nos queda la duda de por qué Freezer nunca mencionó a un hermano en la serie. Cosas de Dragon Ball.

#Puesto 9 – Película N° 15: La resurrección de Freezer (2015)


Y hablando de Freezer, la última película de Dragon Ball Z que salió hasta ahora nos muestra su esperado (?) regreso. Junto con la apestosa La Batalla de los Dioses, ésta es considerada canon (y fue adaptada luego al segundo arco argumetnal de Dragon Ball Super).

Hay mucho para odiar de Resurrection of “F” pero también mucho para querer. La primera mitad tiene su fortaleza, con el entrenamiento de Goku y Vegeta junto a Whis. Lo admito: también refuerza el hecho de que las escalas de poder ya se fueron al carajo. Luego tenemos una de las mejores secuencias de acción en la historia de DBZ: la batalla de los guerreros Z contra los cientos de soldados de Freezer. Orgásmico.

Lamentablemente, cuando Freezer se levanta de la silla todo se va para cualquier lado. Es ridículo que pueda knockear a Gohan de un golpe (por más fuera de estado que esté) o que supere a un Super Saiyajin Blue con cuatro meses de entreanamiento. Ni hablar de la técnica de Whis para volver el tiempo, que es escritura muy vaga. Me quedo con lo bueno que tiene la película y con eso le alcanza para entrar justito al top.

¿Dónde se ubica temporalmente?
Unos seis meses luego de los eventos de DBZ: La Batalla de los Dioses, ya que es una secuela directa.

#Puesto 8 – Película N°8: Broly – El legendario Super Saiyajin (1993)


De las tres películas que hay sobre Broly, esta es la mejor del montón (que no quiere decir que sea especialmente buena). Si te gusta la onda de un personaje al mejor estilo Hulk, Broly es el antogonista perfecto. No tiene demasiada personalidad ni es mucho más que una mole que golpea duro.

Más interesante que el villano es que recibimos bastante historia sobre el Planeta Vegeta y de cómo vivía la raza saiyajin antes del genocidio de Freezer. Estas escenas ayudan a simpatizar más con la historia trágica de Broly, dándole un enfoque más emocional.

La verdad es que Broly sigue siendo uno de los villanos más icónicos de la franquicia aunque no forme parte del canon. Es una lástima que la película haya encontrado una forma bastante estúpida de explicar su odio por Kakarotto.

¿Dónde podría ubicarse temporalmente?
Sólo puede ubicarse unos días antes de los Juegos de Cell, porque tanto Goku como Gohan tienen el estado de Super Saiyajin constante y Vegeta y Trunks usan SSJ2.

#Puesto 7 – Especial de TV N°1: Bardock, el padre de Goku (1990)


El primer especial para TV de DBZ es uno de los más importantes. Básicamente funciona como una precuela a la saga de Freezer, y tranquilamente podría haber formado parte de la serie original.

Bardock es interesante porque no es el héroe tradicional ni tiene la personalidad desinteresada y amable de su hijo Goku. Es una asesino orgulloso y despiadado. Luego de recibir la habilidad de ver el futuro (de una forma muy cuestionable) decide lanzarse contra Freezer solo, en un ataque desesperado que claramente estaba destinado al fracaso.

Uno a veces se olvida que Dragon Ball Z es, ante todo, una opera espacial (ver: “Qué es una space opera y por qué debería importarme”). El especial de Bardock ayuda a recordarlo. Una película muy cortita, aunque poderosa y memorable.

 ¿Dónde podría ubicarse temporalmente?
Al tratarse de un flashback, puede ubicarse tranquilamente en cualquier lugar de la serie original, si bien lo ideal sería verlo antes de comenzar la saga de Freezer, ya que sirve como introducción.

DATO LOCO: Repasé esta peli para armar el top y me encontré con que un video que hay en Youtube editó las escenas del futuro que ve Bardock incorporando momentos de Dragon Ball Super. ¡Ja!

#Puesto 6 – Película N°3: Tree of Might (1990)


Lejos de ser de lo mejor, tengo un cariño especial por Tree of Might porque fue la primera película de DBZ que fui a ver al cine con mis hermanos. Forma parte de la trilogoía “Rock the Dragon”, las tres primeras películas que se juntaron en una sola para la edición de Estados Unidos. De hecho, el opening en inglés de DBZ utiliza escenas de Tree of Might, The Dead Zone y World´s Strongest.

Creo que lo más confuso de esta peli es que parece tratarse sobre un Goku malo cuando en realidad no tiene nada que ver. No sé por qué hicieron que Turles sea idéntico a Goku si no iba a tener ningún impacto argumental. ¿Vagancia a la hora de animar, quizás?

Más allá de eso, es otro película genérica donde un grupo de piratas especiales llegan a querer conquistar la Tierra, en este caso con un malvado arbol gigante. También hay una subtrama tonta sobre Gohan salvando a un dragoncito que luego sigue apareciendo en otras pelis pero que no hace demasiadas cosas positivas. (¿Se acuerdan que Dragon Ball es un mundo con dragones, dinosaurios y animales antropomórficos?)

La película no es nada del otro mundo, aunque al menos tenemos a todos los guerreros Z sumándose a la batalla. Incluso el fan-favorite Tien-Shin-Han. Sobre el final Goku vuelve a utilizar la Genkidama, si bien hay un giro argumental un poco más atractivo que explora la idea de que esta técnica no sirve si no hay energía en el planeta.

¿Dónde podría ubicarse temporalmente?
Se complica un poco encontrarle un lugarcito, al punto que se suele considerar una línea temporal alternativa. En teoría debería ubicarse luego de que Goku llega a Namek y antes de su batalla con Freezer (aun no es SSJ), aunque hay demasiadas inconsistencias (por ejemplo: todos los guerreros Z están vivos).

#Puesto 5 – Película N°9: Bojack Unbound (1993)


Con el puesto 5 arranca lo bueno. Estas próximas cinco películas son las que más recomiendo y son todas muy disfrutables. Bojack Unbound quizás parezca una opción poco popular, pero la destaco porque cuenta con muchos conceptos originales que la diferencian de otras.

Sí, hay un villano genérico con sus esbirros genéricos. No obstante, acá tenemos a un Goku en el otro mundo que prácticamente es un espectador del conflicto (excepto un pequeño momento al final). Al estar muerto, le da lugar a que otros personajes destaquen. En especial: Gohan. Esta es su película.

La historia arranca con un torneo de artes marciales muy entretenido que brinda grandes peleas como Tien-Shin-Han vs Trunks del futuro. Luego la cosa se complica. Junto con la película de Bardock y la del puesto #3, esta es una de las historias más oscuras y dramáticas, con apenas algunos toques de humor en la forma de Mr. Satan. La batalla de todos los guerreros Z contra Bojack y los demás es épica, así como el final de Gohan alcanzando el estado de SSJ2.

¿Dónde podría ubicarse temporalmente?
Tranquilamente puede ubicarse unos meses luego de la derrota de Cell sin generar demasiadas inconsistencias argumentales. Trunks del Futuro vuelve y les cuenta a los demás que pudo vencer a los Androides del Futuro.

#Puesto 4 – Película N°2: The World's Strongest (1990)


The World's Strongest es una de las más originales del montón y, por lejos, una de las que tiene las coreografías de pelea más hermosas. Además, su trama inspiró el arco de los androides en el futuro.

Hay mucho para amar en la segunda película de la franquicia. El maestro Roshi tiene espacio para destacarse como luchador (antes de volver a ser un comic relief hasta la llegada de Freezer en Resurrection ‘F’) , Gohan da una muestra de su poder oculto (recordemos que se ubica cuando él todavía era un debilucho) y la pelea entre Goku y Piccolo es fantástica.

Esta es una de las pelis más largas (poquito más de una hora) lo que le da tiempo para respirar y desarrollar una historia más completa que las que le siguieron.

¿Dónde podría ubicarse temporalmente?
Por los niveles de pelea, todo parece indicar que los eventos ocurren entre la batalla de Vegeta y Goku y la llegada al planeta Namek. Gohan, por ejemplo, tiene un flashback de Piccolo defiéndolo de un ataque de Nappa (lo cual es imposible porque debería haber estado bien muerto).

#Puesto 3 – Especial de TV N°3: La historia de Trunks (1993)


La historia de Trunks es el especial de TV más recordado, al punto que algunos se confunden y lo recuerdan como parte de la serie original. Se trata, definitivamente, de la trama más emotiva y sombría de la franquicia, mostrándonos la línea original de Trunks donde no hay esferas del dragón, Goku murió y los androides trajeron el infierno a la Tierra.

Se desarrolla la especial relación de Trunks y Gohan, haciendo que la muerte de Gohan sea tranquilamente el momento más poderoso de la historia de Dragon Ball, con Trunks convirtiéndose en Super Saiyajin con lágrimas en los ojos y lluvia de fondo. Imposible no sentir la piel de gallina con aquella escena tan épica.

Lo que banco mucho de esta historia es su decisión firme de tomar riesgos y llegar hasta lugares muy oscuros. Las motivaciones de Trunks en el animé original se explican sólo con diálogos. Esta película le agrega una nueva capa a su personaje.

Por cierto: Dragon Ball Super confirmó que esta película ahora sí es canon (debido a los eventos de la Saga de Black Goku).

¿Dónde podría ubicarse temporalmente?
Es una línea alternativa, por lo que no hay tanto drama. Lo normal, de todas formas, es ubicarla al principio de la saga de Cell.

#Puesto 2 – Película N°13: Wrath of the Dragon (1995)


Otro gran relato de Trunks, aunque del pequeño. Esta fue la última película oficial de Dragon Ball Z hasta que La Batalla de los Dioses revivió la franquicia casi 20 años más tarde.

Wrath of the Dragon lo tiene todo: no sólo es muy creativa, sino que además brinda un villano fuera de lo tradicional (un kaiju enorme), incorpora buenos personajes nuevos, desarrolla relaciones y brinda una posible explicación al origen de la espada de Trunks.

La película tiene algunos momentos tontos con el Gran Saiyaman protegiendo la ciudad hasta que Trunks conoce al misterioso Tapion, con un pasado tan trágico como cautivante. La relación de hermanos que desarrollan los dos es hermosa y está muy bien lograda.

El último acto me gusta mucho porque es una pelea totalmente diferente a las que nos tiene acostumbrados DBZ. Hay momentos de personajes muy genuinos, altos riesgos y vemos a todo el equipo dando lo mejor de sí.

Por 40 minutos que dura la peli, Wrath of the Dragon reúne lo mejor de la serie. Funciona tanto desde el aspecto emocional como con las secuencias de acción.

¿Dónde podría ubicarse temporalmente?
Creo que esta es la película que mejor funciona en la línea temporal original. Luego de la derrota de Majin Buu, cuando la paz retornó a la Tierra.

#Puesto 1 – Película N°12: Fusion Reborn (1995)


Fusion Reborn es mi película favorita de Dragon Ball Z. (Creo que el haberla puesto en el primer lugar lo evidencia). No tiene el arco argumental más emotivo, pero sí es muy original. Goku está en el otro mundo (¡peleando con el gran Pai-Ku-Han!) cuando un empleado se manda una macana y desata a un guerrero capaz de revivir a los muertos.

Así, en la Tierra vemos cómo vuelven todo tipo de personajes, tanto en cameos breves como en apariciones súper graciosas. Es el tipo de humor bizarro que DBZ logra manejar tan bien. Las peleas de Gotenks contra las fuerzas de un revivido Hitler son impagables.

Mientras tanto, Vegeta y Goku se enfrentan a Janemba en una pelea absolutamente increíble. El villano tiene habilidades diferentes a todo lo que se vio antes, aparecen todas las transformaciones y hasta llegamos a ver la formidable fusión de Gogeta en el climax.

No hay película más clásica de Dragon Ball Z que ésta. Excelente animación, grandes peleas y un humor bien dosificado. Admito que Fusion Reborn está un poco sobrecargada, pero también muestra algunos de los mejores momentos de Dragon Ball y es la que mejor representa a la franquicia.

¿Dónde podría ubicarse temporalmente?
La película ocurre durante los eventos de la saga de Majin Buu, luego de que Goku llega a ser Super Saiyajin 3.

***


……………………………………………………


……………………………………………………

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!


1 comentario:

Quizás te pueda llegar a interesar...