viernes, 20 de octubre de 2017

Lista TOP-10: Grandes juegos de PC (Abandonware)


En la quinta entrada dedicada a mis videojuegos preferidos voy a destinar la lista a los juegos de PC que hoy se consideran “abandonware”.

Como término, el abandonware es un poco vago. Hace referencia a programas informáticos (y en especial a los videojuegos) que por lo general tienen más de diez-quince años y ya no se venden en las tiendas o catálogos comerciales, debido a su antigüedad, a que la empresa desarrolladora cambió de nombre, desapareció o se declaró en quiebra (o tienen un estado legal incierto por diversos motivos).

Así, Abandonware no es más que un neologismo utilizado para referirse a todo aquel software viejo que, por una causa u otra, ya no se comercializa ni se le realiza ningún tipo de soporte. La gran mayoría de estos juegos ya no funcionan en nuestras computadoras actuales y es necesario utilizar emuladores de DOS (como el genial DosBox) para hacerlos correr.

Lo positivo es que la gran mayoría hoy son gratis, debido a que no tienen leyes que los abalen, y hasta tienen versiones en HD o remasterizadas para poder disfrutarse mejor. Muchos pueden encontrarse con facilidad en varias páginas de Internet.

El criterio que voy a tomar acá es el de juegos lanzados antes de 1999, por más que no sean específicamente considerados “abandonware”, y que hayan sido exclusivos para PC, o que sean mayormente conocidos en su versión para computadora que en alguna consola de videojuegos.

Por ejemplo: Mortal Kombat II salió en 1994 y lo jugué mucho en mi computadora de chico, pero fue más popular en Sega Genesis y Super Nintendo, por lo que no lo considero en mi top.

Van a encontrar mucho FPS y juegos de estrategia en esta lista, mis géneros favoritos para jugar en  la PC. Y prácticamente todos corresponden a la época de los ´90 en la que viví mi infancia. 

Sin más, comencemos.



***

Menciones especiales

SkyRoads (1993)


Un híbrido extraño entre juego de carreras y plataformas que me brindó horas y horas de diversión. ¡Arrancaba muy sencillo y rápidamente se ponía durísimo!

Este tipo de juegos eran la esencia de los viejos videojuegos de DOS. Sólo flechas para moverse y barra para hacer saltar a la nave espacial, que tenía que conducirse por plataformas en el espacio, y a gran velocidad, hasta llegar al final.

Un juego tan sencillo y adictivo que se volvió icónico, al punto que hoy existen una decena de clones que roban su mecánica. Por ejemplo, en versión online (en flash) pueden encontrarse OpenRoads, HiRoads y SWFRoads.

Si te aburrías de la versión original, existía una versión especial de Navidad con todo un nuevo set de niveles.

Stunts (1990)


Uno de los mejores juegos de carrera alguna vez creados. Punto.

El Stunts era un simulador de carreras en el cual podías competir contra una máquina, contra reloj o simplemente solo. La particularidad era que disponía de obstáculos muy desafiantes, como edificiones, vueltas al mundo, rampas, autopistas, túneles, media tuberías, etc, etc. No era raro que tu auto se estrellara y se prendiera fuego. Otro gran acierto era la posibilidad de crear tus propios circuitos.

Considerando la época, el 3D se veía increíble.

Battle Chess (1988)


Aprendí a amar el ajedrez jugando Battle Chess y su versión futurística, Battle Chess 4000. Ambos me encantaban porque cada vez que una pieza comía a otra, veías una pequeña animación de batalla que variaba dependiendo de qué pieza atacaba.

Más allá de eso, un videojuego de ajedrez como cualquier otro.

Duke Nukem 3D (1996)


Me dio muchísima lástima no llegar a incluir Duke Nukem 3D entre mis 10 favoritos. No le faltó nada, pero lo cierto es que hubo otros First Person Shooter (FPS) más memorables que incluí entre los favoritos.

Las primeras dos versiones de Duke Nukem eran juegos de plataformas y disparos bastante olvidables. El tercero se separó de los demás y alcanzó nuevos niveles de grandeza. Ahora podías seleccionar entre muchísimas armas súper destructivas, pagarle a prostitutas para que te muestren los pechos, hacer chillar a marranos alienígenas y patear puertas.

Fiel heredero de juegos como Doom y Quake, este FPS (que se veía muy bien para la época) sigue siendo divertido y nostálgico para los jugadores de la vieja escuela. Políticamente incorrecto, de mal gusto y muy violento.

El mayor atractivo se encontraba en sus tremendos escenarios, que iban desde ciudades hundidas –un toque apocalíptico interesante– hasta estaciones espaciales y sets que recordaban a las grandes películas de acción hollywoodense.

Blackthorne (1994)


Juegazo de plataformas de Blizzard lanzado para DOS y para la Super Nintendo en 1994. Luego, debido a su éxito, se llevó a la Sega 32X, la MAC y, en el 2003, al Gameboy Advance.

Del estilo del Prince of Persia, pero mucho más oscuro y caracterizado por la precisión y la acción más controlada. Los niveles eran pequeños rompecabezas con algunos momentos donde era necesario disparar primero y preguntar después.

Para la época en que lo jugué, el diseño de arte era bastante diferente a lo que estaba acostumbrado a ver: ciudades arcaicas semidestruidas, un subterráneo mundo paralelo apocalíptico, toscos enemigos reptilianos humanoides.

Además de los saltos precisos, algunas carreras de velocidad y reacción de fracciones de segundos, lo mejor de Blackthorne era poder pegarse a la pared del fondo para esquivar disparos. Sumado este hecho al de tener que recargar la escopeta antes de disparar, el modo de combate resultaba ser bastante complejo.

Abuse (1995)


Coloqué el Abuse dentro de las menciones de honor porque fue el primer juego de acción que realmente hizo un trabajo brillante para integrar el teclado y el mouse (con el que era posible apuntar). Es un juego tan ignorado y subvalorado que quería poder destacarlo acá.

La historia básica era que matabas aliens. Se sentía como una suerte de Aliens vs Predator. Super violento, con un control excelente y un ritmo bastante alocado. No sólo tenía buena acción, sino además una atmósfera perfectamente tenebrosa.

Blood (1997)


Cuando arrancaba este FPS, escapabas de tu propia tumba, tomabas un pistola de bengalas (que te permitía prender fuego a los enemigos) y salías a matar a quien se te cruzara en el camino.

Blood fue otro de los heredores del clásico Doom en donde debíamos activar interruptores, resolver acertijos o encontrar llaves para pasar a la siguiente fase. Lo que lo hacía especial era su diseño de niveles y criaturas que tomaban inspiración directamente de la literatura de Lovecraft (los mitos de Cthulhu, en particular).

También había guiños divertidos a El resplandor (un nivel ocurre en el Overlook Hotel), Pesadilla en Elm Street o Viernes 13, entre otras sagas de terror.

GODS (1991)


Un plataformero de vista lateral que se descataba por tener muchísimos secretos y complicados puzzles a lo largo del juego. Recuerdo que lo seguía jugando y seguía descubriendo más cosas.

No tenía un argumento claro, y nunca se especificaba por qué se llamaba Gods, pero se veía increíble para la época. La animación era hermosa, los graficos espectaculares y cada uno de los cuatro mundos tenía su atmósfera particular.

En honor a la verdad, la jubabilidad estaba lejísimo de ser buena, el protagonista se movía como un pato. Sin embargo, no deja de ser un clásico inoxidable.

Jazz Jackrabbit (1994)


No pongo en duda que la liebre antropomorfa verde, que lucha contra su nemesis Devan Shell (que es una tortuga), no sea un rip-off de Sonic. Lo cierto es que tomaba los mejores elementos del erizo azul y le incorporada armas variadas, un diseño de niveles llamativo y mucha acción.

A un adictivo modo de juego lo acompañaba una excelente banda sonora. La continuación, de 1998, incorporaba a su hermano Spaz. No me pareció tan genial como la primera, pero tenía lo suyo y agregaba el modo de dos jugadores.

***

Otros juegos memorables

La verdad es que un TOP 10 me quedó chico para juegos de PC viejos y hay muchos más que me gustaría haber incluido, al menos, como menciones de honor. Pero si lo hago, el post me va a quedar eterno. Simplemente voy a mencionar dos más que me vienen a la cabeza:

Pandemonium! (1996). Entretenido juego de plataformas con 2 protagonistas: Fargus, un harlequin, y Nikki, una aventurera, cada uno con sus movimientos especiales. Se veía 3D, pero se jugaba con vista lateral. Muy creativo y desafiante.

Hunter Hunted (1996). Otro de acción y plataformas que no envejeció del todo bien, pero que me encantaba. Lo volví a descargar hace poco para recordarlo. El modo de dos jugadores era excelente. Muy al estilo Flashback y Blackthorne,  resultaba muy divertido y de gran calidad tanto técnica como jugabilística.


Por último, una aclaración.

En el TOP no van a encontrar ninguna versión del Worms, uno de los que considero de los mejores videojuegos de la historia de la PC. El motivo es porque, si bien jugué todas las versiones, el cuarto (Worms World Party) es el que más gasté, y es pos-1999. 

Queda para otra lista.



***

Lista TOP-10: Grandes juegos de PC (Abandonware)


#Puesto 10 – Whacky Wheels (1994)


A fines de los ´80, Apogee Software se convirtió en una de las compañías de videojuegos más emblemáticas. Para 1996, sus juegos en 3D dominaban la industria. En el 2008 revivió y ahora están volviendo a relanzar sus clásicos.

De chico jugué prácticamente todos los videojuegos de esta empresa: Cosmo's Cosmic Adventure, Crystal Caves, Duke Nukem I y II, Rise of the Triad, Blake Stone, Boppin' (EXCELENTE), Hocus Pocus, Raptor: Call of the Shadows y muchos otros.

El mejor rip-off del Super Mario Kart siempre fue y será el Whacky Wheels para PC. Un juegazo de kartings de Apogee que ahora puede conseguirse, en versión HD y remasterizada, en Steam (¡y se ve muy bien!).

Nada más divertido que tirarse con erizos, bombas y otros objetos contundentes mientras corrés para estar primero. El modo multiplayer era una guerra descontrolada muy divertida. Todo el estilo visual caricaturesco era súper simpático.

#Puesto 9 – Dungeon Keeper (1997)


Conocí muy pocos juegos de estrategia tan originales y creativos como Dungeon Keeper, una franquicia de considerable éxito que tuvo secuelas y remasterizaciones luego de su lanzamiento en 1997.

Como indica el título, sos el amo de un calabozo, uno que necesitás poblar con monstruos que trabajen para vos, mejorar las construcciones, armar caminos y hacer que el paso de los enemigos sea más complicado con trampas y obstáculos.

Podías elegir ser un amo más benévolo, o hacer morir de hambre a tus bichos. Incluso golpearlos. Todas las decisiones, en tiempo real, afectaban tu performance. Los gráficos 3D, medio isómetrícos, eran una cosa increíble para la época.

Era genial meterte en alguno de tus numerosos monstruos (cada uno con una habilidad determinada) y pelear contra los enemigos desde su mirada. Tener a un infame Segador Astado en tu mazmorra era impagable. Pegaba como loco, pero era también súper mal llevado.

Un videojuego tan complejo como entretenido que le recomiendo a todo retro-gamer.

#Puesto 8 – Commander Keen 4: Secret of the Oracle (1991)


La saga del Commander Keen merece todo un post analizando su retrospectiva. Eran plataformeros muy logrados y llenos de secretos que me encantaban. La historia sigue a Billy, un niño prodigio que, en su primera aventura, estrella su nave espacial en Marte (no le pidamos demasiada trama a estos videojuegos).

Si bien parece un clon del Super Mario 3 para la NES, Commander Keen tenía sus propias cositas, como la posibilidad de obtener armas o utilizar un pogo para llegar más alto. Cada “episodio” era más completo que el anterior. Añadían más profundidad al juego, nuevos escenarios y diseños de niveles más intrincados.

A partir de la cuarta entrega, el motor del juego cambia completamente para volverse más moderno y detallado. Es uno de los más queridos por los fans, y mi favorito también.

#Puesto 7 – One Must Fall: 2097 (1994)


Primer (y único) juego de peleas que hago entrar al top. Amaba los Mortal Kombat en consolas y los Marvel vs Capcom en Play, pero en PC el juego que se las traía era el One Must Fall, un juego de robots gigantes (mecha) peleando entre sí.

En el modo torneo empezabas con un robot básico y débil y tenías que ir peleando para obtener dinero suficiente para mejorarlo o cambiarlo. Luego de cada pelea tenías costos de reparación de tu robot, y con el sobrante podías entrenarlo, equiparlo mejor, etc.

En total había once robots, cada uno de ellos con un conjunto de movimientos únicos. Un juego bastante sólido, adictivo y de lo más original que se podía encontrar en el rubro por aquella época.

¡Y la banda sonora era TREMENDA! Escuchá.

#Puesto 6 – The Incredible Machine 2 (1994)


The Incredible Machine (o TIM, para los amigos) es el juego de ingenio para PC por excelencia.

La franquicia se basa en la resolución de una multitud de puzzles del tipo “máquinas de Rube Goldberg”, caracterizadas por ser excesivamente sofisticadas y resueltas haciendo uso de la reacción en cadena, es decir, unos elementos tienen acción sobre otros y así sucesivamente. El nombre se debe a un caricaturista que lo acuñó en 1930.

Así, The Incredible Machine consistía en resolver una serie de puzzles, de complejidad creciente, con un fin sencillo como conseguir introducir una pelota en una cesta o activar algún aparato como un ventilador.

Todas las sagas de este juego son geniales, pero destaco el TIM 2 por ser el más completo y verse más lindo, si bien también me gustaba mucho el Sid & Al's Incredible Toons.

El TIM2 fue un salto gigante respecto a su predecesor, incorporando más piezas (y más complejas), una nueva interfaz, gráficos mejorados y la posibilidad de jugar de a dos por turnos.

#Puesto 5 – Day of the tentacle (1993)


Los grandes seguidores de las aventuras “point n´ click” seguramente me van a reprochar que no haya colocado Indiana Jones: Fate of Atlantis o Monkey Island II. Y si bien éstas son grandes aventuras gráficas, no me gustaban tanto como Day of the Tentacle, una maravilla que funciona como continuación del Maniac Mansion.

Lo recuerdo y, al toque, sonrío.

El juego comenzaba tiempo después de los eventos transcurridos en el primer juego. De los seis personajes posibles, solo el clásico nerd Bernard Bernoulli vuelve a aparecer. En la mansión de la familia Edison, de las dos creaciones del Dr. Fred Edison, el Tentáculo Púrpura, ha ingerido un residuo radioactivo con inquietantes consecuencias. ¡Ahora sólo quiere conquistar el mundo!

El modo de juego incorporaba, además de mucho ingenio y humor, la posibilidad de utilizar a tres personajes a la vez, en tres momentos diferentes de la historia (presente, pasado y futuro), con puzzles dependiendo de cada personaje. Las acciones que llevábamos a cabo en el pasado tenían consecuencias en el futuro.

Una obra maestra de LucasArts que debería ser jugada por cualquier amante del point n´ click. Por cierto, una versión remasterizada del juego está disponible en Steam.

#Puesto 4 – Half-Life (1998)


Cuando creí que ningún otro First Person Shooter (FPS) me iba a volar la cabeza luego de juegos como Heretic, Hexen, Quake, Rise of the Triad, Duke Nukem 3D y, especialmente, Doom II, llegó Half-Life para cambiarlo todo.

A un excelente juego de disparos, con gráficos que eran impresionantes para la época, armas fantásticas y un mundo inmenso por explorar, se le sumaba algo que no había visto antes: un argumento sólido.

Claro que todos los juegos FPS tienen, en algún punto, una historia. Pero Half-Life poseía un argumento digno de una película de ciencia ficcción, y eso te sumergía por completo en la aventura. Las laberínticas instalaciones de Black Mesa, donde se desarrolla el juego, eran un intrincado mapa que funcionaba como un personaje más del juego.

La experiencia multiplayer era muy entretenida también, aunque el fuerte estaba en jugar el modo historia solo. No sólo es uno de mis juegos de PC viejos favoritos, es uno de los mejores juegos de la historia de los videojuegos. Punto.

#Puesto 3 – Warcraft 2 (1996)


¡Qué buen juego, la puta madre!

Si bien Warcraft III es absolutamente superior (pero no entra en la lista por ser pos-1999), el War 2 fue el juego de estrategia que me hizo amar los juegos de estrategia.

La saga de Warcraft es la responsable de introducir muchas de las mecánicas que luego serían estándar en todos los juegos de estrategia en tiempo real: la niebla de guerra, el modo campaña con personajes especiales (héroes), los personajes que dicen frases cuando los clickeás, las razas con diferentes unidades y estructuras, etc.

El War2 tenía tantos “pequeños toques”  y cositas escondidas que daba placer pasar las campañas una y otra vez, o jugar contra mis amigos y/o hermanos. Todos recordamos el truquito para hacer explotar a una oveja haciendo click repetidas veces.

#Puesto 2 – Heroes of Might and Magic III (1999)


A esta altura ya no queda duda de que todos los juegos de PC viejos de los últimos puestos son igualmente grandiosos a mis ojos.

Heroes III, en particular, tiene un lugar especial en mi corazón porque es uno de los pocos que sigo jugando al día de hoy. En parte porque siguieron apareciendo expansiones y remasterizaciones interesantes, pero además porque adoro este juego de estrategia por turnos de principio a fin.

Pasé noches enteras jugándolo contra un amigo o dando vuelta las campañas en solitario. La idea era controlar a un ejército compuesto por héroes y una gran variedad de criaturas que tiene que vencer a los demás ejércitos que luchan por el control del escenario. Cada héroe podía aprender disciplinas mágicas o de combate, o equiparse artefactos, cada castillo tenía sus creaturas y estructuras y  el mapa estaba lleno de sorpresas y peligros.

Heroes III fue el primero de la saga en funcionar para Windows y es considerado una piedra angular. Ofrecía nuevas unidades para dominar y un reto que consistía en buscar el Santo Grial cavando en el mapa en la zona señalada por un mapa dividido en fragmentos que había que reunir.

Si bien todos los castillos tenían sus ventajas y desventajas, haciendo que el juego fuera súper equilbrado y variado, mi favorito siempre fue y será Necropolis.

#Puesto 1 – Doom II (1994)


Los años ´90 fueron hermosos para los juegos de FPS. En mi lista ya entraron Half-Life y Duke Nukem 3D. Otros que fui mencionando a lo largo de la nota me gustaban mucho también. Sin embargo, ninguno fue tan épico, emblemático y rejugable como el inmortal Doom II.

Ya le dediqué una nota entera a este juego (pueden leerla acá).

Doom 2 repetía la fórmula de su predecesor y pulía algunos aspectos. El diseño de niveles estaba mucho más cuidado, los enemigos tenían una inteligencia superior y los secretos abundaban. Así, logró establecerse como uno de los juegos más influyentes del género.

Lo jugué tantas veces ya que me conozco los niveles prácticamente de memoria, y aún así lo sigo disfrutando. Era especialmente divertido jugar en LAN de forma cooperativa con un amigo.

Cualquier amante nostálgico de los FPS sabe lo que Doom II representa en el universo del abandonware. No puedo no darle mi máxima apreciación en esta lista. Los niveles son extensos y bien diseñados, el gameplay es rápido y dinámico, los enemigos son mortales. Un verdadero clásico.

Por cierto, si amaron Doom II tanto como yo, no pueden perderse de jugar el MiniDOOM: un juego de acción 2D muy cortido basado en el Doom 1. Está gratis para descargar desde la página de los creadores (http://calavera.studio/es/juegos/minidoom/).

Estos son mis juegos de PC viejos favoritos. Los atentos lectores sabrán aportar alguno que se me pudo haber escapado o comentar cuáles son sus preferidos. ¡Hasta la próxima lista!

………………………………………………………………………………………………….


………………………………………………………………………………………………….

 Podés seguir las nuevas notas y novedades (además de humor y críticas de cine) en mi fan-page: http://www.facebook.com/sivoriluciano. Si te gustó, ¡compartilo o dejá un comentario!


4 comentarios:

  1. Interesante neologismo.
    Me gusta de que esos juegos sigan vigentes, a pesar de haber sido abandonados por sus creadores.

    Me gustan tus reseñas de videojuegos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, en materia de videojuegos, me quedé en esa época. Los juegos nuevos y super sofisticados no me terminan de convencer.

      Eliminar
  2. La mayoría los jugué, y algunos hasta hace muy poco.
    El Doom o el Stunts es volver en el tiempo, los jugué mucho.
    De todos estos, me sorprendiste con el Jazz. No lo recordaba, pero que lo jugué lo jugué.
    El Battle Chess, cundo la animación se ponía repetitiva, cansaba. Pero era un buen primer acercamient.

    Hay dos que recuerdo muy bien pero que no veo acá: El prince of Persia y el Carmen Sandiego. Esos dos los gasté.. y recuerdo vagamente tambien uno de Los Tres Chiflados en donde te podias agarrar a los pastelazos, ese fue de los primeros que jugué en mi vida

    Excelente entrada.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, me acuerdo del de los Tres Chiflados. Pero lo busqué y no lo pude encontrar. Qué loco saber que alguien más jugó al Stunts. Ese juego me volaba la cabeza.

      Eliminar

Quizás te pueda llegar a interesar...